Errores a evitar al momento de conducir un camión

Conducir un camión requiere de técnicas y consideraciones especiales. ¿Por qué?… debido al tamaño del automotor y la modalidad del trabajo que generalmente se realiza con estas unidades (transporte de carga). Con el fin de brindar una guía a los futuros conductores, que ayude a su desempeño y en el marco del Día del Chofer Ecuatoriano, celebrado el 24 de junio, se preparó esta lista de los errores más comunes y que se deben evitar para ejecutar una conducción segura, confortable y eficiente.

De acuerdo con Geovanni Proaño, Gerente Nacional de Servicio de Teojama Comercial, “no es lo mismo maniobrar un vehículo liviano que uno pesado. Por esta razón, todo conductor que va a conducir un camión o un bus debe cumplir con diversos elementos para reducir el margen de errores que se cometen frente al volante; principalmente por el desconocimiento o imprudencia”. Esto considerando que, hasta febrero de este año, el 37% de los accidentes se produjeron por distracciones como el uso del celular, pantalla de video o comer; el 36% fueron ocasionados por realizar cambios bruscos de carril, el 26% por superar los límites de velocidad y un 23% por no guardar la distancia lateral mínima entre vehículos (según datos de la Agencia Nacional de Tránsito); infracciones que muchas veces se deben a la falta de conocimiento cuando se empieza a conducir.

Sobre los errores más comunes

Entre los errores más comunes detectados por los expertos de Teojama Comercial, se encuentran estos 8:

  • Abusar del freno de servicio: Es muy recurrente que los conductores usen el freno de servicio o pedal, sin considerar el freno de motor como una técnica auxiliar. Pisar el pedal por demasiado tiempo puede acelerar el desgaste o deformación de los discos y pastillas, generar vibraciones en el volante y deteriorar el líquido de frenos. Para evitar estos inconvenientes, lo más recomendable es utilizar el freno de motor, aportando incluso al ahorro del consumo de combustible.
  • Arrancar en segunda marcha con el vehículo cargado: Es recomendable arrancar en primera marcha, ya que la segunda marcha genera mayor esfuerzo en la caja de cambios, pudiendo ocasionar la ruptura de esta. Además, la unidad podría apagarse.
  • No apagar el vehículo ante el miedo de que se rompa el turbo: Esta es una de las prácticas más antiguas de conductores de buses y camiones. Se utilizaba debido a que los modelos más antiguos necesitaban reposar el motor encendido unos minutos, para evitar que el aceite se carbonice y genere la rotura del turbo. No obstante, esta práctica no es correcta para los modelos más modernos. Para ello se sugiere realizar el apagado normal, debido a que el control lo realiza el ECM (Computadora de Control).
  • Acelerar rápido en unidades Euro 3: En los camiones que cuentan con esta tecnología no es recomendable acelerar de manera brusca. Esto debido a que se genera un error en el sistema inteligente, ya que la acción es notificada como una señal de alerta generando una salida lenta del camión.
  • No calcular la distancia para frenar: Debido al volumen de carga, los buses y camiones no se detienen al instante, al igual que un automóvil liviano. Estas unidades necesitan más tiempo y mayor distancia con otros vehículos u objetos, por lo cual se debe planificar la aplicación de los diferentes tipos de freno con 150 metros de anticipación.
  • No tener cuidado en las curvas: Es muy recurrente que los conductores siempre desaceleren al momento de girar. No obstante, esta acción requiere de un cuidado especial en el caso de transporte pesado. En primer lugar, es importante abrirse para no rozar paredes o subirse en bordillos o aceras. Adicionalmente, cuando se gira muy rápido, el camión podría volcarse debido a que las llantas pueden salirse de la ruta, o por la inestabilidad de la unidad y/o carga.
  • No guardar la distancia correcta en carretera: Es muy conocida la práctica de ir en “carrera” en las vías, por lo que buses y camiones no sólo están muy cerca de otros autos, independientemente de su tamaño, sino que además llegan a rebasarlos a altas velocidades, mala práctica que aumenta las posibilidades de un accidente. Por ello se recomienda mantener una distancia de al menos 5 metros en relación con el vehículo que se tiene adelante.
  • No planificar el viaje con anticipación: Debido a la actividad del sector, es importante que el conductor conozca las rutas más seguras y habilitadas para circular; junto a otras condiciones como:
    • El clima, que determina si la calzada está resbalosa o no.
    • Nivel de tráfico, sobre todo para evitar incidentes con otros conductores estresados, o la demora en la entrega de la mercancía.
    • Estado de las vías, en especial si el terreno es montañoso. Así también las señales de tránsito. En caso de transportar materiales peligrosos el conductor debe tomar mayores precauciones, e incluso rutas especiales.
    • Obstáculos en ruta como túneles, puentes, construcciones, entre otros.

Sobre los consejos de seguridad y confort

  • Postura en el asiento: La postura de espalda debe ser recta, en un ángulo de 90° y las piernas deben estar totalmente estiradas para pisar los pedales del embrague y freno. Además, es importante revisar la altura e inclinación del asiento para que el cuerpo no quede distante del volante. Este último punto es clave para realizar las maniobras de manera correcta y efectiva.
  • Llevar siempre el cinturón de seguridad: Este dispositivo es clave para mantener a salvo la vida del conductor ante accidentes o movimientos bruscos.
  • Mantener las dos manos en el volante: Es muy habitual observar a conductores conducir con una sola mano. Esto es incorrecto, lo más recomendable es mantener las dos manos, una de cada lado de los ¾ del volante. En cuanto a los brazos, estos deben estar levemente flexionados, al igual que las manos relajadas, ya que sujetar el volante con fuerza provocaría fatiga muscular.
  • Tener buena visibilidad: Además de la limpieza del parabrisas y los espejos laterales, es importante que el conductor revise que los retrovisores estén bien colocados, uno de cada lado. Ya que esto evitará los puntos ciegos en donde pueden esconderse autos livianos.
  • Dar un correcto mantenimiento: Este aspecto constituye la piedra angular de la seguridad, ya que con un correcto mantenimiento el conductor mantendrá su vida a salvo y prolongará la vida útil de su unidad.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.