Saber de autos no es complicado: lo que toda mujer debe conocer

Un elemento clave que ha dado libertad, movilidad y comodidad a las mujeres ha sido el auto; sin embargo, a pesar de las nuevas tecnologías, las emergencias son inevitables. Primax, macro distribuidor de Lubricantes Shell en Ecuador, te cuenta los elementos básicos que considera que una mujer debería conocer sobre su coche, para evitar cualquier inconveniente:

Lubricante. El aceite es vital para el buen funcionamiento de un auto. Si no se elige el adecuado, puede exponer su motor a un aumento de desgaste y corrosión. Conservarlo en buenas condiciones no es complicado, sólo basta utilizar el lubricante correcto; por ejemplo, Shell Helix Ultra, lubricante 100% sintético con tecnología Pureplus, diseñado para limpiar el motor y darle mayor protección, mejorando su rendimiento.

Batería. Es un elemento importante, pues se encarga de aportar la energía necesaria para arrancar el auto y que la iluminación, el reloj, limpiaparabrisas, el GPS y/o la radio funcionen. Te darás cuenta que la batería necesita un cambio cuando el motor arranca con dificultad o tiene poca potencia. Pero si te quedas sin ella ¿qué hacer? Llévala a un taller, previo desmontaje o pide ayuda a otro conductor y utiliza los cables con pinza de cocodrilo para recargarla.

Filtros. Existen cuatro tipos de filtros que, a través de una serie de mecanismos, atrapan las partículas indeseadas:

  • Filtro de aceite. Depura las partículas e impurezas que se puedan encontrar en el aceite del motor; además de eliminar las virutas de hierro que se crean durante su funcionamiento.
  • Filtro de aire. Evita la entrada de partículas sólidas del exterior al interior del motor, haciendo que el aire que llega esté libre de polvo, suciedad o abrasivas, con ello la combustión se realiza en las mejores condiciones.
  • Filtro de combustible. Retiene las partículas depositadas en el combustible y varía según el tipo de combustible: en gasolina impide que las impurezas lleguen al motor y en diésel elimina la humedad y evitar la corrosión de los elementos metálicos del motor.
  • Filtro de habitáculo. Filtra el aire que entra en el interior del coche liberándolo de ácaros, polvo y polen, para garantizar la salud de los ocupantes del vehículo.

Líquido de frenos. Es un líquido hidráulico que hace posible la transmisión de la fuerza sobre el pedal de freno hacia los cilindros de freno en las ruedas de automóviles, para conseguir detenerlo. ¿Cómo saber si está en perfecto estado? El color debe ser amarillo transparente y encontrarse siempre entre las dos marcas de máximo y mínimo.

Refrigerante. Absorbe el calor para evitar sobrecalentamientos, regulando la temperatura del motor. Al tolerar temperaturas muy bajas, no permite que las piezas se congelen en invierno. Además, protege de la oxidación a las piezas del sistema de refrigeración gracias a sus propiedades anticorrosivas.

Alineamiento y balanceo. Si viajas a alta velocidad y el timón del auto vibra, si una de las llantas no se ha gastado de forma pareja y/o manejas en línea recta pero el volante no está centrado, es momento de llevar tu vehículo al taller para una revisión que incluya alineación y balanceo.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.