Cuándo comprar y cuándo rentar un auto

Ante la creciente demanda de soluciones de movilización y de alternativas creativas en la venta de automóviles, cada vez más empresas salen de lo tradicional, para brindar a la ciudadanía opciones que satisfagan sus necesidades.

En Ecuador, por ejemplo, Volkswagen implementó un nuevo modelo de negocio, denominado Volksrenting que facilita la oferta de vehículos bajo la modalidad de renta, dirigido a empresas, a profesionales y a ciudadanos en general. Todo esto, sin dejar de lado la venta tradicional.

Al tener dos posibilidades, la elección entre comprar o rentar un automóvil puede ser una decisión difícil.

Con el objetivo de contribuir a que las personas tomen una decisión acertada al momento de adquirir su vehículo, te detallamos a continuación algunos de los aspectos más relevantes sobre la compra y renta de un auto:

 

¿Cuándo comprar un auto?

“Comprar un auto trae consigo la adquisición de un bien que pasa a ser parte del patrimonio del comprador”. Ahora bien, ¿cuándo debe una persona optar por esta alternativa? Según el experto, estas son las razones por las que la compra debe ser la vía:

  • Si se piensa a corto plazo y se busca adquirir un bien que se venderá en 1 o 2 años, debido a que el auto se deprecia con el paso del tiempo y con el uso, por lo cual si se quiere recuperar un buen porcentaje de la inversión inicial, no se debería esperar más tiempo para venderlo.
  • Si se planifica realizar largos recorridos anuales y/o trabajos extremos que posiblemente afecten física o mecánicamente al vehículo.
  • Si no se va a utilizar la deducibilidad del gasto como un beneficio tributario.
  • Si existe un excedente de liquidez y se apuesta por ganar en la reventa del mismo. “Esto es a lo que nos referimos usualmente como costo de oportunidad”, comenta.
  • Previo a comprar un auto, la persona o empresa debe verificar que tenga la capacidad monetaria en el tiempo para afrontar el pago de mantenimientos, matrículas, seguros, dispositivos, cambio de llantas, entre otros gastos comunes que conlleva una compra.

Además, “debe ser consciente de que perderá liquidez en un activo fijo que no generará un ingreso, pudiendo invertir ese dinero en su negocio o en una póliza.”

 

¿Cuándo rentar un auto?

  • “En Volkswagen buscamos potenciar y aprovechar los recursos existentes, nuestra amplia red de servicio, alta gama de productos y experiencia automotriz, logrando identificar las necesidades de aquellos clientes que demandan alternativas más económicas e innovadoras de movilidad, teniendo como resultado una nueva división de renting vehicular”.

La opción que brinda Volksrenting es ideal en los siguientes escenarios:

  • Si no se desea alterar el nivel de endeudamiento, ya que el renting evita perder la liquidez. “Al comprar un auto, se debe, al menos, desembolsar la entrada, matrícula, impuestos, etc.; mientras que al rentar, Volkswagen incluye estos costos en el canon de arrendamiento”, aclara.
  • Si no se quiere afectar las líneas de crédito, algo que sí ocurre al comprar activos fijos, teniendo como consecuencia la pérdida de la posibilidad de usar esos recursos como capital de trabajo.
  • Si se busca una mejor administración del flujo de caja. “Con un contrato de renting fijo, se conoce exactamente cuánto debe disponerse en el rubro de movilidad, con la salvedad del gasto de combustible”.
  • Si se quiere incluir el canon de arrendamiento como deducible en la declaración del impuesto a la renta. En este punto es importante resaltar que con la renta no crece el pago de impuestos por el nivel de activos, un rubro por el cual las empresas pagan
  • “Si no quieren tener la preocupación de la depreciación del auto, la renta es la opción más acertada, pues una vez terminado el contrato, el auto simplemente se devuelve”, señala.
  • Si la persona/empresa no quiere encargarse de todas las gestiones de adquisición y administración del bien, pues con esta figura, no debe responsabilizarse ni de mantenimientos, ni cambios de llantas, y/o seguros, ya que es la marca la que realizará esas gestiones.
  • Si le interesa acceder a una fácil renovación y actualización de unidades, pues al terminar el periodo de renta puede renovar el vehículo por uno del año.
  • Antes de acceder al servicio de renting, se recomienda comprobar que se disponga mensualmente de flujo para cubrir la cuota de arriendo, y considerar que, en caso de querer finalizar el contrato de arriendo antes de tiempo, se deberá cancelar una penalización.

Opinión

Daniel Holguín, Gerente de Finanzas y Crédito de Volkswagen Ecuador, nuestro consultado de hoy, señala que lo más importante es tener clara la diferencia entre ambas opciones.

Hablar de una compra significa que la persona o empresa adquiere un activo fijo, teniendo que desembolsar el 100% del valor al concesionario para adquirir el vehículo; la renta, por otro lado, implica únicamente el pago de un canon mensual fijo por el lapso del contrato de arriendo, sin tener que disponer de una entrada u otro valor, más que el establecido con la compañía.

 

Proceso a seguir para comprar o rentar un auto

  • El proceso para cualquiera de estas alternativas es muy similar. “En ambos casos se debe solicitar una cotización (del valor del vehículo o del canon de arrendamiento, según el caso), entregar la documentación de respaldo que es solicitada para evaluar la capacidad de pago y buró de crédito, firmar los contratos y finalmente recibir el vehículo en el concesionario”.
  • En el caso de la renta, si todo está en orden, el auto puede ser entregado en un lapso de 15 a 20 días.
  • La marca ofrece asesoría personalizada a través de sus equipos comerciales y de flotas en la red de concesionarios, así como de su call center, y/o de sus redes sociales.
  • Se ofrece financiamiento, tanto para clientes actuales como para futuros. “Estos son 100% personalizados y están diseñados para atender las necesidades de cada uno”, señala Holguín.

Cortesía: AUTO Magazine

 

AUTO Magazine

Desde 2004. Revista de la Industria Automotriz, deportes, servicios y afines