Hábitos saludables en la alimentación de los conductores

Los conductores de camiones y de transporte pesado en general, suelen pasar en carretera largas jornadas sin cumplir con una correcta alimentación. A ello se suma el consumo de comida rápida. Estos y otros factores pueden afectar su condición de salud, con presencia de fatiga, deshidratación, problemas digestivos, entre otros.

Ante esta realidad, presente en nuestro medio, y considerando el Día Mundial de la Alimentación, a desarrollarse este martes 16 de octubre, la empresa Teojama Comercial, distribuidora de camiones Hino en Ecuador, nos comparte siete hábitos saludables para contribuir a una alimentación adecuada para los profesionales del volante.

Para lograr una buena nutrición es importante que los conductores den importancia a la planificación y distribución de distintos tipos de alimentos a lo largo del día. Esto quiere decir que, a más de respetar los horarios de comida, consuman frutas, vitaminas y siempre se hidraten. Esto ayudará a reducir los riesgos asociados a la obesidad, problemas cardio circulatorios y metabólicos, que deterioran su calidad de vida”, señaló la Doctora Ruth Gavilanes, médico ocupacional de la empresa automotriz.

 

Consejos saludables para conductores

  1. Consumir alimentos sanos: Esto incluye dosificar raciones de productos que contengan proteínas (carnes rojas y blancas, pescado, huevos, lácteos, granos), carbohidratos (pastas, arroz, papa, pan, legumbres), frutas y vegetales. Entre otras recomendaciones, se indica consumir sopas ligeras para facilitar la digestión, ingerir una sola porción de carbohidratos/almidones, tales como: papa o arroz o fideo o maduro, etc.; no dos de éstos en un solo plato. Siendo lo más aconsejable acompañar la proteína con dos porciones de ensaladas y agua, en lugar de jugos artificiales o refrescos.
  2. Planificar horarios y no ingerir comida rápida: Por lo general los lugares de comida rápida sólo ofrecen opciones con altas cantidades de grasa saturada, salsas, condimentos, exceso de café, gaseosa y también bebidas alcohólicas. A ello se suma que las porciones de alimento no son balanceadas. Se sugiere que los conductores revisen las opciones de menú en la ruta, para escoger la opción de alimentación más saludable. Además de planificar sus horarios, ya que, de no hacerlo pueden verse afectados por gastritis.
  3. Llevar bocadillos saludables: En este punto prima la regla: “comer más veces en el día y en menor cantidad”, en cuanto a porciones; ya que los excesos generan cansancio, llenura y fatiga. De acuerdo con la Dra. Gavilanes, los conductores deben alimentarse al menos cinco veces al día, basándose en un horario. Entre las opciones de productos no perecibles están los frutos secos, galletas integrales, granola, yogurt. Y en alimentos perecibles las legumbres y frutas.
  4. Hidratarse adecuadamente: Es importante llevar raciones de agua para largas jornadas de trabajo en carretera. La cantidad recomendable oscila en los dos litros de agua diarios. Esto ayudará a mantener al conductor más atento y despierto, además de limpiar su organismo y conservarlo hidratado.
  5. Evitar alimentos altos en azúcar: Disminuir alimentos altos en azúcar evitará enfermedades como la diabetes y el sobrepeso.
  6. Realizar actividad física: Mantener una vida activa sin caer en el sedentarismo, contribuye a la salud en diferentes áreas: ósea, cardiorrespiratoria, muscular; además de reducir riesgos de enfermedades cardiovasculares.

La experta recomienda realizar actividad física al menos tres veces por semana. Lo que puede incluir caminatas cortas/medias y/o ejercicios focalizados. Esto combatirá el sobrepeso, el exceso de grasa abdominal, niveles altos de colesterol, entre otras complicaciones.

  1. No consumir alcohol: El consumo de esta sustancia para los conductores, a más de estar prohibida y sancionada por la ley, podría generar peligrosas consecuencias, ya que el alcohol genera alteraciones en el sistema nervioso central, dificultando la precisión y concentración al momento de conducir.

Además, todo conductor debe observar la no ingesta de medicamentos sin prescripción médica, además de estimulantes y sustancias psicotrópicas.

 

Sobre las enfermedades más comunes:

Entre las enfermedades más comunes, ante la carencia de un estilo de vida equilibrado y saludable, relacionadas a la actividad laboral, se encuentran:

  • Gastritis: Causada por alimentarse en horarios desordenados.
  • Parasitosis: Generalmente ocasionada por la alimentación en lugares donde no se observan normas de higiene básicas.
  • Hemorroides: El sedentarismo es la causa primaria, ya que el conductor permanece sentado por períodos prolongados.
  • Varices: Son producidas por la ineficiente actividad física que se presenta al permanecer sentado. El organismo sufre de un estancamiento y deficiencia en la circulación corporal con la consecuencia citada. Amortiguamiento e hinchazón de las extremidades, son las primeras secuelas que pueden presentarse al dificultarse el proceso de circulación sanguínea, por lo que es importante realizar ejercicios que la estimulen, de tramo en tramo.
  • Sobrepeso: Provocado por una alimentación llena de carbohidratos y grasas, así como una alimentación exagerada en las horas nocturnas.
  • Enfermedades metabólicas: La alimentación inadecuada conlleva al sobrepeso y a la larga a la Diabetes tipo II. Consumir alimentos en horario nocturno genera un daño en el metabolismo, ya que los alimentos no son ingeridos de manera adecuada por el organismo.
  • Problemas cardiorrespiratorios: El exceso de colesterol y triglicéridos altos podría ocasionar el taponamiento de arterias y con ello, los consabidos infartos, entre otros cuadros clínicos de alto riesgo. (TC)

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.