Tricampeones de Le Mans se despiden del WEC y de aficionados

Equipo Porsche LMP (1): Brendon Hartley, Timo Bernhard, Earl Bamber; Equipo Porsche LMP (2): Andre Lotterer, Neel Jani, Nick Tandy (de izq. a der.)

Con dos puestos de podio en la última carrera de Bahréin, el Equipo Porsche LMP se despidió del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) de la FIA. Los pilotos Earl Bamber (Nueva Zelanda), Timo Bernhard (Alemania) y el neozelandés Brendon Hartley, –hoy fichado por Toro Rosso para la Fórmula 1-; que se coronaron campeones del mundo hace dos semanas, acabaron segundos en esta prueba final llena de incidentes y de emociones.

Los ganadores de Le Mans de este año perdieron posiciones después de un percance temprano, pero volvieron a pelear de forma impresionante. El auto gemelo, que compartieron Neel Jani (Suiza), André Lotterer (Alemania) y Nick Tandy (Gran Bretaña) salió desde la pole position, pero también sufrió un retraso tras una colisión y la penalización posterior. Lotterer realizó la vuelta más rápida en carrera y terminó en la tercera plaza después de las seis horas que duró la competencia. Toyota ganó la carrera nocturna.

2.Brendon Hartley

Esta prueba, a la que dio el banderazo de salida Matthias Müller, Presidente del Consejo Directivo de Volkswagen AG, cerró uno de los capítulos más exitosos de la historia de Porsche en competencias automovilísticas. Desde 2015 hasta este fin de semana, el Equipo Porsche LMP logró tres victorias absolutas consecutivas en las míticas 24 Horas de Le Mans, más tres títulos de Campeón Mundial de Constructores sucesivos y, además los pilotos del Porsche 919 Hybrid se quedaron con el Mundial de Pilotos también en tres ocasiones. Desde el debut del 919, en 2014, el balance de 34 carreras fue de 17 triunfos, siete de ellos con un doblete. Además, fueron conseguidas 20 pole positions y 13 vueltas más rápidas en carrera.

Ningún otro equipo Porsche había obtenido nunca tres victorias consecutivas en las 24 Horas de Le Mans, algo que hizo posible esta escudería”, dijo Oliver Blume, Presidente del Consejo Directivo de Porsche AG. “Se los agradezco mucho a todos. Estoy muy orgulloso de cada miembro del equipo. Afrontaron un enorme reto con trabajo duro, consistencia y con el enfoque adecuado. Para mí esto representa el espíritu Porsche que nuestra marca mantiene intacto desde hace casi 70 años. Ahora el equipo de Fritz Enzinger y Andreas Seidl afronta un nuevo reto: participar en la sexta temporada de la Fórmula E, a finales de 2019”.

Michael Steiner, miembro del Consejo Directivo de Porsche AG responsable de Investigación y Desarrollo, dijo tras la carrera: “Una era llega a su fin con la última participación en carrera del Porsche 919 Hybrid. Hemos demostrado habitualmente en la historia de nuestra compañía que el ingenio, la experiencia y el coraje pueden lograr hacer un exitoso y complejo auto de carreras. El 919 consiguió en sus cuatro años casi todo lo que es posible y demostró la fortaleza de la propulsión híbrida. La combinación de un motor de combustión altamente eficiente y de un potente motor eléctrico alcanzaron un nuevo nivel con el 919 Hybrid. En consecuencia, seguiremos ese mismo camino con nuestros deportivos de producción en serie”.

Cómo fue la carrera para el auto número 1:

Neel Jani tomó la salida e hizo lo mismo que Timo Bernhard en las cuatro arrancadas de las 24 Horas de Le Mans: mantenerse delante de los Toyota en la primera vuelta y también cuando reinició la carrera al final de la vuelta 5, después de un periodo tras el auto de seguridad. Pero en el giro 19 no pudo aguantar más al Toyota número 8 y en el 20 también fue superado el Toyota número 7. Después de 30 vueltas, Jani entró a repostar cuando era tercero. Luego continuó en el segundo lugar, porque el Toyota número 7 cambió de piloto y de ruedas; sin embargo, le pasó nuevamente en el giro 48, con unos neumáticos más frescos. Todavía tercero, Jani cedió el volante a Nick Tandy, tras 61 vueltas. El británico puso combustible después de 92 giros y adelantó al Toyota número 7, que volvió a hacer una parada completa. Después de 124 vueltas, y mientras se mantenía segundo, paró de nuevo a repostar, pero sin cambiar neumáticos, lo cual le sirvió para alcanzar el liderato de la carrera. Sin embargo, sólo seis giros más tarde, una colisión cuando doblaba a un auto más lento le causó un pinchazo en la rueda delantera izquierda. Tandy consiguió llegar al pit, los mecánicos cambiaron el frontal del auto y se puso tras el volante André Lotterer cuando se habían cumplido 131 vueltas. Después de161 giros, debió cumplir una penalización de stop and go a causa de la colisión de Tandy y, tras 162 vueltas, entró a poner gasolina y cambiar neumáticos. Cerca del final de carrera, en la vuelta 193, Lotterer hizo una brevísima parada donde puso el combustible justo, antes de cruzar la meta con una vuelta perdida respecto a las 199 que dio el Toyota ganador al recibir el banderazo final.

Cómo fue la carrera para el coche número 2:

Timo Bernhard subió de la tercera a la segunda posición en la salida, pero en la vuelta tres pasó por encima de un bolardo que hay en medio de la pista. El bolardo se metió debajo del auto, pero el piloto alemán no lo notó durante la fase de auto de seguridad. Al final del giro siete, Bernhard entró a pits para que los mecánicos removieran dicho bolardo, cambiaran el frontal y pusieran combustible. Perdió casi una vuelta. Después de 37 giros, cuando marchaba cuarto, cedió el testigo a Brendon Hartley. Éste paró a repostar tras 68 vueltas y se mantuvo cuarto. Durante una fase de bandera amarilla completa, al final de la vuelta 96, le entregó el auto a Earl Bamber, quien salió con neumáticos nuevos y subió al tercer puesto, ya que el Toyota número 7 estaba siendo reparado después de una colisión. Puso combustible tras 127 giros y continuó tercero. Con 150 vueltas completadas, Bernhard volvió a subirse en el auto. Entró a repostar por última vez después de 177 vueltas. El piloto que dio las vueltas iniciales en el primer test de chasis del Porsche 919 Hybrid, allá por 2013, también fue el encargado de hacer los últimos kilómetros. Acaba segundo, a una vuelta del vencedor.

3.Mark Webber y Fernando Alonso

Declaraciones del Equipo Porsche LMP después de la carrera

Fritz Enzinger, Vicepresidente del Proyecto LMP1: “Hoy (sábado en la noche) terminó una era de éxitos y es el momento adecuado para decir gracias. En primer lugar, quiero dar las gracias al Consejo Directivo, que tuvo la confianza de encargarme el proyecto, me apoyó mucho y siempre me transmitió la impresión de que yo era la elección correcta. Personalmente sólo estuve convencido de ello cuando logramos nuestra primera victoria, en São Paulo, en 2014. Gracias a todos nuestros pilotos, que han aprovechado cada ocasión y han tenido el más alto rendimiento. Finalmente, han sido 17 triunfos en 34 carreras. Gracias a todo el mundo en el equipo por su impecable trabajo y su euforia con este proyecto. ¡No hay nada que me haga disfrutar más que ver el instinto de victoria en sus ojos en los días de carrera! Hoy también es el momento adecuado de mostrar mi gratitud a nuestro Director de Equipo, Andreas Seidl: durante los dos últimos años, Andreas ha tenido la doble función de Director de Equipo y Director Técnico, con un resultado impecable, así lo demuestra el hecho de que el primer 919 desarrollado bajo sus directrices ganó el Campeonato Mundial. Y, por último, es extraordinario que exista una compañía como Porsche. Si tuviera que resumir en una frase mis seis años con Porsche sería: Me ha permitido vivir mi sueño. Gracias por el proyecto y gracias por la libertad de actuación”.

Andreas Seidl, Director del Equipo: “Durante las últimas cuatro temporadas, Toyota ha sido un increíble rival y les felicito por la victoria de hoy (sábado en la noche). Gracias a todos los miembros del equipo Porsche, a los que están acá y a los que están Weissach, a nuestros pilotos y socios por cuatro años sensacionales. Esta es definitivamente la última carrera del 919 Hybrid. Estamos muy orgullosos del éxito que hemos sido capaces de conseguir con la tecnología que ha propulsado al auto. El próximo año celebraremos estas innovaciones con algunos eventos muy especiales. Pero esos detalles los desvelaremos en una fecha posterior”.

5.Richy Müller con el Equipo Porsche LMP y el Porsche 919 Hybrid

Pilotos del Porsche 919 Hybrid número 1:

Neel Jani (33 años, Suiza): “La salida fue buena y al principio pude mantener más o menos el ritmo de los Toyota. Pero tan pronto como nos encontramos tráfico, ellos tenían ese poco más que nosotros y, a la larga, tuvimos que dejarles pasar. Hoy (sábado) realmente disfruté jugando con el boost y con todas las tácticas de última hora. Era muy consciente de que estábamos haciendo todo por última vez. Fue increíble formar parte de este gran proyecto con tanta gente extraordinaria”.

 
André Lotterer (35 años, Alemania): “Tuve un relevo tranquilo. El 919 iba bien y realmente hoy (sábado) disfruté conduciendo. Sólo tuve un pequeño percance al doblar a un LMP2 que me cerró, lo que dio como resultado gran desgaste en algunas partes de los neumáticos hacia el final. Es una pena el contacto que tuvimos al principio, pero la mala suerte fue la historia de nuestro auto esta temporada. Estoy muy contento de haber podido hacer 50 carreras del WEC y conducir estos vehículos increíbles. El 919 fue un auto exitoso y disfruté la temporada de competición con Porsche”.

Nick Tandy (33 años, Gran Bretaña): “Disfruté la carrera. Hubo una buena pelea y todos apretamos realmente fuerte. Éramos ambiciosos y tratamos de hacer un triple relevo con un juego de neumáticos. La cosa parecía ir bien. Infortunadamente, tuve un toque con otro auto a mitad de carrera. Un claro malentendido que terminó con pinchazos en ambos vehículos que nos retrasaron. Eso, más la penalización, nos complicó todo, pero dimos lo mejor en la carrera. Sabíamos que teníamos que hacer lo posible por pelear hoy (sábado) con Toyota. Fue un placer conducir con Neel y André durante esta temporada y ser parte de este equipo”.

Pilotos del Porsche 919 Hybrid número 2:

Brendon Hartley (27 años, Nueva Zelanda):Hoy (sábado) nos quedamos pronto fuera de combate. Que Timo tuviera que parar tan pronto fue realmente mala suerte y golpear un bolardo que estaba en medio de la pista no fue culpa suya. Eso nos dejó en desventaja, pero peleamos hasta la bandera a cuadros, con unos relevos que fueron muy tranquilos. Es bueno tener a los dos autos en el podio, pero hay una mezcla de emociones. Me siento honrado de haber sido parte de este programa y lo echaré de menos”.

Earl Bamber (27 años, Nueva Zelanda): “Por culpa de la pronta entrada a pits que tuvo que realizar Timo nos encontramos en desventaja desde temprano. Sin embargo, nunca nos rendimos, mantuvimos las cosas claras y yo personalmente no tuve ningún problema durante mis relevos. Fui cumpliendo las vueltas y disfruté mi tiempo en este monstruo por última vez. Hoy (sábado) ha sido un verdadero placer, como lo fue para mí durante todo el programa 919. Porsche vino con la loca idea de poner a un joven de la Carrera Cup en un 919 Hybrid para Le Mans. Por ello, debo dar las gracias a todos los empleados de Porsche que creyeron en el sistema piramidal y que me dieron la oportunidad. Todo el mundo en Weissach trabajó duro en este programa. Fue un honor conducir para Porsche al más alto nivel del automovilismo. También hay que felicitar a Toyota por la gran victoria de hoy; realmente apostaron fuerte en las dos últimas carreras”.

Timo Bernhard (36 años, Alemania): “Tuve una buena salida, pasé a un Toyota y me mantuve con Neel. Pero luego, infortunadamente, enganché un bolardo y la parada extra nos retrasó mucho. Ha sido una verdadera lástima. Pero el resultado de la carrera es hoy secundario. Es el final de una gran era. Me siento honrado de haber sido parte de este programa desde el principio hasta la última vuelta. Un gran equipo, una gran gente y grandes compañeros. Les echaré de menos. Este programa es, sin duda, lo más destacado de mi carrera”.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: