Tras fallas en el auto de Merchán Kia afinará detalles

La tercera fecha del CTCC estuvo cargada de mucha adrenalina y emociones, por lo difícil de las condiciones sobre la pista, en un fin de semana en que la lluvia fue un factor determinante, lo que también permitió que el público disfrute en cada uno de los hits.

El Team Kia Racing Motorsport, responsable del Kia Forte del piloto ecuatoriano, no funcionó en esta fecha. Pese a que los ingenieros trabajaron contra reloj, no pudieron entregar al piloto Sebastián Merchán un auto competitivo que le permita pelear la fecha.

Los problemas mecánicos estuvieron “a la orden del día” en el equipo. La rotura del eje posterior obligó a un cambio de todo el conjunto; y después de la clasificación se lo volvió a cambiar para la competencia.

Merchán inició su primera competencia con un auto muy suelto en la parte de atrás, lo que le obligó a ser muy cuidadoso en su conducción. A ello se sumó una falla en la dirección asistida, lo que hizo que controlar el auto se torne muy complicado. Ante ello, lo máximo que se pudo rescatar fue la séptima posición en el primer heat del día.

En la segunda carrera, se hizo presente la lluvia, un aliado para Sebastián. En este hit hubo muchos incidentes de carrera, como choques, trompos y salidas de pista; las emociones se dieron en todo sector del circuito, por lo que el público no se movió a pesar del temporal.

La tercera salida se cumplió por la noche, igualmente bajo la lluvia. El ecuatoriano, por el formato de competencia de parrilla invertida, debía salir en primera fila, en el segundo puesto. Luego de las vueltas de formación se prendieron los semáforos y, en la primera curva tomó la delantera, con un auto a medias, pero como la lluvia persistía se mantuvo en primera posición hasta la mitad de la competencia, cuando empezó a secarse el asfalto. Fue allí donde el auto de Merchán perdió adherencia, a esto se suma que el seguro de la palanca de cambios dio problemas, lo que lo obligó a tener más cuidado pues corría el riesgo de poner el cambio equivocado. Ya en las vueltas finales el auto de Merchán recibió un impacto, lo que hizo que se dé un trompo de 360 grados, logrando reincorporarse y llegar hasta el final.

Finalizada la competencia y en reunión con el equipo técnico, trataron el tema del auto que, en las últimas competencias, dio muchos problemas mecánicos; y determinaron que para la próxima fecha se lo pondrá a punto, para lo cual lo desmontarán para revisar desde el chasis hasta el último detalle mecánico.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

A %d blogueros les gusta esto: