Super cargadores de Tesla más cerca del resto de los fabricantes

Estación de supercargadores de Tesla

Tesla muestra cada vez más signos de poder abrir su red de recarga a al resto de los fabricantes de autos eléctricos. Después de negociar con el consorcio Ionity el fabricante californiano está empezando a configurar sus estaciones de carga para permitir el acceso a sus supercargadores a otras marcas.

El resto de fabricantes deben adaptar su sistema de carga al de los supercargadores. En Europa Tesla utiliza un conector tipo 2 (Mennekes) modificado.

Esta es una noticia que más de una vez ha saltado a la luz como una posibilidad y que en muchas ocasiones ha quedado como un rumor que no ha tenido consecuencias. Sin embargo, la red de supercargadores de Tesla la mayor existente actualmente en el mundo, que solo es accesible a los propietarios de un auto de esta marca, podría finalmente ser accesible a todos los usuarios de vehículos eléctricos. Las negociaciones de Tesla con la red Ionity son un indicio de que, al menos en Europa, puede estar acercándose.

Durante la presentación de los resultados económicos de Tesla, Elon Musk señaló ‘metafóricamente’ refiriéndose a su red de recarga que “este no era un jardín cerrado” y que los aspirantes a usarlas deberán “adaptarse”.

En 2014, Elon Musk ya había mostrado su intención de no cerrar el uso de esta red al resto de las marcas, asegurando que en Tesla estarían “satisfechos de que otros fabricantes la pudieran utilizar. Depende de ellos, de la adaptación de sus vehículos a nuestro estándar y de la contribución al costo de la red ”. Hoy en día su posición parece no haber cambiado.

Red actual de supercargadores de Tesla en: Europa, Norteamérica, zona Asia-Pacífico (Chiuna, Japón…), Australia, Nueva Zelanda

Por lo tanto, si Tesla deja abierta esta posibilidad ahora la pelota está en la cancha del resto de fabricantes. Estos deben adaptar su sistema de carga al de los supercargadores. En Europa Tesla utiliza un conector tipo 2 (Mennekes) modificado, con los pines de conexión más largos, que permite la entrada de corriente continua a través de ellos. Un conector que únicamente montan los vehículos de Tesla.  En otros modelos del mercado este conector, que exteriormente es idéntico, tan solo permite la carga en corriente alterna.

La manera más apropiada de adaptarse a este estándar sería a través de un adaptador específico para este conector que lo convierta a los otros dos formatos de carga existentes en corriente continua: CHAdeMO o CCS.

En caso de que se llegara a un acuerdo entre Tesla y el resto de los fabricantes, tanto en el tipo de conector como en la forma económica de colaborar con la red de supercargadores, sería una de las mejores noticias para el desarrollo de la movilidad eléctrica.

Supercargador de Caldes de Malavella, en Girona-España

Será importante el compromiso económico de las otras marcas para ayudar y colaborar en el mantenimiento y en el crecimiento de la red, aumentando el número de estaciones y ampliando las existentes.

Esta apertura necesitaría también adaptarse al software de control e información de Tesla que hasta ahora ha podido cuidar con esmero el uso de su red, identificando en cada carga a cada auto de la marca y recibiendo información sobre las recargas de cada uno de ellos, así como del estado de cada uno de los puntos de recarga.  Habrá que considerar que, con la apertura a otros modelos este control podría perderse y provocar que la red estuviese peor mantenida, al aumentarse de forma considerable su uso. (M.E.)

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

A %d blogueros les gusta esto: