Siete consejos para alargar la vida de la batería de tu auto eléctrico

No hay que abusar de las cargas rápidas, ni dejar que la batería se vacíe por completo

Si la cuidas como debes, la batería de tu auto eléctrico puede durar “hasta 10 años” con la mínima pérdida de capacidad de carga

Si preguntases a expertos y profanos en electromovilidad ¿cuál es el elemento clave de un vehículo eléctrico?, la mayoría señalaría que la batería.

No hay fallo en la respuesta, pero seguro que no son tantos los que saben cómo cuidar la batería de su auto eléctrico para alargar su vida útil.

 Por ello, estos siete consejos:

  1. Controla la velocidad

Cuánto más pises el acelerador, más rápido se descargará la batería. Y cuántas más veces tengas que recargar la batería, menor será su vida útil.

Endesa recuerda que, aunque depende mucho del modelo, una batería soporta una media de 3.000 cargas y descargas.

  1. Evita cargar al máximo

Es cierto que si cargas la batería por completo tendrás más kilómetros de autonomía, pero los expertos recomiendan cargar en torno al 80% cada vez.

  1. Si vas a estar un tiempo sin usar el auto…

Si tienes programado un viaje o alguna otra circunstancia que te obligue a dejar el vehículo estacionado durante una temporada, debes tomar una serie de precauciones:

  • Asegúrate de que tenga suficiente carga para regresar a casa.
  • Déjalo enchufado, pero programado para que la carga se nivele en torno al 50%.
  • Recuerda que las baterías se vacían en largos períodos de no uso.
  1. No aparques al sol

Si tu auto está aparcado en una zona en sombra, fresca, evitarás que el sistema de gestión térmica se ponga a funcionar. Además, si la batería se sobrecalienta, se puede acelerar su descarga, y eso acorta su vida útil.

  1. No abuses de la carga rápida

La carga rápida permite tener hasta el 80% de la capacidad de la batería disponible en una o dos horas, pero los expertos advierten que abusar de este sistema acorta la vida útil de las baterías.

  1. Evita la descarga total

Igual que no debes cargar siempre el máximo de la batería, tampoco debes dejar que su carga llegue a cero. Lo ideal es conectarlo al punto de carga cuando le queda un 30% de la capacidad total.

El motivo es que los electrolitos, causantes de las reacciones electroquímicas que generan energía, no deben de estar completamente inactivos, porque eso disminuye su rendimiento.

Algunos fabricantes ya tienen en cuenta este factor, y dejan una reserva mínima, no utilizable, y no visible para el usuario.

  1. Controla el tiempo de carga

En este punto el consejo es cargar el auto por la noche, pero con un temporizador. Con este aparato podrás cargar solo el tiempo que requiere la batería para estar llena. Si lo dejas enchufado más tiempo puedes provocar un recalentamiento que averíe la batería. (M.E./Endesa)

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.