Señales para corregir o cambiar el sistema de frenos

Tanto la seguridad del conductor como la de los pasajeros y transeúntes dependen del buen estado de los vehículos, y de manera especial de su sistema de frenos. Este sistema fundamental permite reducir la velocidad del automóvil o detenerlo completamente. Por ello, su correcto mantenimiento y la detección oportuna de señales de alarma son de vital importancia.

De acuerdo con Geovanni Proaño, Gerente de Servicios Nacionales de Teojama Comercial, todos los propietarios de un vehículo, independientemente del modelo, requieren de un conocimiento básico sobre el buen funcionamiento del sistema de frenos; así como deben prestar la debida atención a todos los cambios que presente el vehículo, ya que un alto porcentaje de conductores se acostumbran a las anomalías hasta que finalmente las piezas del auto o se “rompen” o dejan de funcionar.

El sistema de frenos es una de los componentes que más está expuesto a desgaste, pues su uso es permanente mientras se conduce y su deterioro depende también del tipo de conducción, del tiempo de uso y de los kilómetros recorridos, siendo las pastillas y discos los elementos que más experimentan degradación, la que generalmente se evidencia en el mayor recalentamiento de los forros de la zapata, lo que provoca la ineficacia del frenado y el desequilibrio en la detención de las llantas.

Sobre las señales de alerta:

Para responder a la necesidad de un correcto mantenimiento del sistema de frenos, se deberá tomar en cuenta las siguientes seis señales que alertan al propietario de que es hora de revisar o cambiar el sistema de frenos, y con ello lograr un viaje seguro:

  1. Cambios bruscos en el tacto de los pedales: Principalmente cuando el pedal está más duro (o más suave) y se requiere de mayor fuerza para frenar. En esta situación es importante revisar las pastillas para evitar fricciones innecesarias.
  2. Chirridos provenientes de las ruedas: Se dan cuando se viaja a poca velocidad y la zapata está muy delgada o entra en contacto con el disco.
  3. Vibración del pedal de freno en velocidades superiores a 80 km: Generalmente esto se puede detectar en una frenada, si esto sucede, el conductor deberá cerciorarse de que las pastillas y discos estén en buen estado.
  4. Niveles y color anómalos del líquido de frenos: Generalmente el líquido se debe cambiar cada 50.000 kilómetros para garantizar que mantenga sus propiedades y con ello evitar pérdidas de presión en el sistema.
  5. Fugas de aire en la bomba de frenos: Se debe evitar fugas y comprobar que la presión se encuentre dentro de los parámetros.
  6. Asegurarse de la calidad del sistema de frenos: Es esencial que el propietario constate que el sistema esté homologado, es decir, que cumpla con las características establecidas por el fabricante; que se puede comprobar en sus componentes, esto es en discos, tambores, zapatas, pastillas, conductos (cañerías) entre otros.

Recomendaciones para los sistemas de frenos en camiones:

  • Utilizar el freno de escape (de motor) para evitar el recalentamiento en el freno de servicio o tambores. Este freno ayuda a reducir la compresión del motor; es muy eficiente para resistir la aceleración del camión sin necesidad de utilizar el sistema de frenos.
  • No manipular el sistema de frenos. Esto evitará posibles fallas debido a la indebida manipulación de los diferentes mecanismos. Se recomienda que el sistema de frenos sea inspeccionado solo por el operador de la marca.
  • Verificar que el volumen/peso de la carga no exceda el límite establecido por el fabricante para cada modelo, ya que la presión excesiva puede causar fallas a nivel general, y también a los frenos.
  • Controlar el manejo del vehículo, ya que la inexperiencia puede acarrear errores comunes como no cumplir con la velocidad recomendada, el frenar repetida e indebidamente por nerviosismo o falta de experticia, un mal frenado en bajadas, etc.

Sobre los tipos de freno:

Los frenos más utilizados son los de disco y los de tambor; dependiendo del tipo de vehículo. En el caso de los camiones de hasta 3.5 toneladas se suele usar el sistema con disco en el eje delantero, y con tambor en el eje posterior. Y en el resto de los camiones, con tambores en los dos ejes, como en el caso de la marca Hino.

  • El freno de tambor está compuesto por zapatas que son comprimidas contra la superficie interna de un tambor.
  • El freno de discos es un conjunto de elementos que posee un pistón hidráulico que comprime las pastillas contra la superficie de los discos de freno.

Existen otros sistemas aplicados a camiones, autobuses y maquinaria pesada, como:

  • Sistema de freno de aire o neumático: Usa aire comprimido para el funcionamiento del freno en cuanto se acciona el pedal.
  • Sistema de frenos hidráulico: Aprovecha la acción ejercida de líquidos que no se comprimen para transmitir la intensidad efectiva para el frenado.
  • Sistemas mixtos, de aire e hidráulicos: Aplican las dos funcionalidades, para responder al volumen/peso que se transporta y a las necesidades de conducción. (Teojama Comercial)

AUTO Magazine

Desde 2004. Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines