Sebastián Guayasamín concluyó Dakar 2017 con Toyota

El reconocimiento a una página histórica escrita por el piloto ecuatoriano, al concluir su primer Dakar

En el Dakar más duro que se ha corrido en Sudamérica, Ecuador conquistó el sueño que le venía siendo esquivo, de manos del piloto nacional Sebastián Guayasamín y de su copiloto, el argentino Mauro Lipes, a bordo de una “indestructible” Toyota Hilux: “cruzar, por primera vez, la meta final del Rally Raid más prestigioso y exigente del mundo”. Y para compartir con los medios de comunicación del país este significativo logro del automovilista ecuatoriano a nivel internacional se realizó hace pocos días una rueda de prensa en que Guayasamín, junto a su equipo técnico y allegados compartió detalles y anécdotas de su participación y agradeció el apoyo y confianza brindados por sus auspiciantes.

Para Toyota, el vehículo oficial de la organización Dakar también es motivo de orgullo el haber contribuido a que este sueño se convirtiera en realidad. Los 52 autos utilizados por la Amaury Sport Organisation (ASO) Dakar son Toyota y la marca que más equipos eligen, pues este año 35 de los 79 autos que iniciaron la competencia fueron Toyota.

Fieles al espíritu dakariano de que la exigencia es al doble de lo que se cree, y a lafilosofia Kaizen de Toyota, donde “hoy debe ser mejor que ayer y mañana mejor que hoy”, Sebastián Guayasamín supo levantarse de esas dos duras experienciasanteriores, en las que, por diferentes motivos, no se logró ir más allá de la etapa 5.

Esto llevó al equipo Ecuador Dakar a prepararse el doble de lo previsto, a cuidar los detalles más allá de lo necesario, a conocer su Hilux como a él mismo, a visualizar el objetivo final y a alcanzarlo.

Y esta victoria llegó en un marco especial, pues el rally más duro del mundo en su versión 2017 será recordado precisamente por eso, porque a pesar de que se corrieron 7.055 kilómetros de los 8.818 programados, la dureza del recorrido, los cambios bruscos entre altas y bajas temperaturas, las 6 etapas por encima de los 3 mil metros sobre el nivel del mar (en algunos tramos por encima de los 4.500 metros, en Bolivia), las fuertes lluvias que azotaron la zona y la complicada navegación de las etapas planificadas por Marc Coma hicieron de este el Dakar más extremo de la historia reciente.

Las primeras etapas fueron las lógicas de adaptación para el equipo ecuatoriano, aunque Sebastián admitió que la segunda fue su preferida, pues en ella pudo desenvolverse a plenitud y logró su mejor performance, lo que ya les brindaba entonces signos esperanzadores. Desde la primera etapa Sebastián y Mauro lograban mejores posiciones en la clasificación general que en las dos participaciones anteriores.

Etapa 1: 57 en el 2017; 75 en 2015 y 129 en 2014.

Etapa 2: 44 en 2017; 88 en 2015 y 117 en 2014.

Etapa 3: 51 en 2017; 92 en 2015 y 62 en 2014.

Etapa 4: 33 en el 2017; 79 en el 2015 y 104 en el 2014.

La experiencia y la buena preparación comenzaban a rendir frutos. Los años de navegación por las complicadas etapas del Dakar y por pruebas como el Campeonatode Rally Argentino, el Inka Off Road (Campeonato Nacional Peruano) y más recientemente el Desafío Chaco Argentina, han hecho a Sebastián un piloto más maduro, que esta vez supo medir fuerzas y apretar cuando fue necesario.

A eso se sumó su paso a la categoría T1, con el modelo más elegido por los diferentescompetidores en el Dakar: la Toyota Hilux, preferida por 23 de los 79 pilotos queiniciaron el Dakar.

Y llegó la temida etapa 5, esa de la cual no pasó en las ediciones anteriores en que participó. De Tupiza a Oruro, con 692 kilómetros y en un territorio desconocido paraGuayasamín, como fue el altiplano boliviano.

Los organismos recién se aclimataban y la fatiga ya se hacía sentir. De las 79 tripulaciones que iniciaron el Dakar 2017, en esta etapa solo partieron 75 y en la meta solo se reportaron 66. Entre ellos, para satisfacción de los ecuatorianos, estaba el equipo Ecuador Dakar.  

Superado un hito, el de la etapa 5, al frente quedaba el mayor reto: cruzar la meta final,en medio de una situación climática cada vez más delicada y con etapas de mayor exigencia.

Dos etapas canceladas, la etapa 6: Oruro – La Paz y, la etapa 9: Salta – Chilecito, en que otras10 tripulaciones quedaron fuera de competencia y el suspenso durante lasetapas 10 y 11, donde los brazos, los hombros, las piernas y el cerebro ya mostrabanfatiga, mientras en Ecuador miles de aficionados y seguidores permanecían atentos alas informaciones provenientes del Dakar, revisando las tablas de tiempos y haciendofuerza porque el equipo nacional cruzara pronto la meta final.

Es que en la vida, y en especial en el Dakar, las cosas no suelen pasar como uno lo había pensado o planificado, pero finalmente la Toyota Hilux con el número 349, almando de Sebastián Guayasamín, finalizaba la última etapa.

¿La etapa más dura? Para Sebastián y Mauro sin duda fue la etapa maratón, laséptima, con llegada en Uyuni, donde piloto y copiloto también debieron hacerreparaciones mecánicas (no se permitía asistencia) durante la noche, a temperaturasbajo cero y con un recorrido de más de mil kilómetros encima, sumando los dosespeciales corridos.

La gloria llegó el sábado 14 de enero, al cruzar la meta frente al Automovil ClubArgentino, donde el sueño se volvió real en medio de abrazos con su equipo de asistentes, sus familiares y un grupo de seguidores ecuatorianos.

Algunos números

Toyota es la marca con más presencia en el Dakar desde 1979. La razón es única: completar el exigente recorrido requiere de tres pilares que son fundamentales para la marca: calidad, confiabilidad y durabilidad.

Para el 2017, 44% de los competidores de la categoría autos eligieron a Toyota, enuna clara muestra de confianza para afrontar una de las aventuras más duras delplaneta. En el 2016 fue del 37% y en el 2015, de 38%.

De los 57 vehículos que llegaron a la meta en la categoría Autos, 28 fueron Toyota, esdecir, el 49%. Y en la categoría T2, que es en la que participan los autos estándar,Toyota tuvo un dominio superior habiendo ganado los primeros 5 lugares.

Sin duda este es un gran motivo de orgullo para el Ecuador, donde “solo Toyota supera a Toyota… y solo Sebastián Guayasamín superó a Sebastián Guayasamín”.

Auto Magazine

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines