¿Qué apariencia tendrá el primer eléctrico de Seat?

Seat tiene programado llegar al mercado de la movilidad eléctrica con un primer modelo con diseño propio en 2020. Según el vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo de la marca, Mathias Rabe, su desarrollo está completado en un 95%

Aquí les exponemos dos de las más recientes “teorías” sobre su posible apariencia. Sin embargo, se comenta que su precio rondará los 30.000 euros -antes de las ayudas especiales para adquirir autos eléctricos- similar al que se espera que tenga el Volkswagen ID.

Los planes de Seat para su entrada en el mercado de la movilidad eléctrica se basan en el uso de la plataforma modular eléctrica del Grupo Volkswagen, MEB. Con el registro de los nombres Born, e-Born y Born-e, Seat podría haber decidido el año pasado el nombre de su primer modelo con diseño propio.

Auto Express revela ahora el aspecto que tendría el eléctrico de Seat que sería un compacto con unas dimensiones y un aspecto similar a las del León. Con este formato suponemos que, buena parte de su mecánica y tecnología sería la misma que la del Volkswagen ID, que según el grupo alemán ofrece el tamaño exterior de un Golf (un Seat León en este caso) y la habitabilidad interior de un Passat. Estas cualidades se logran gracias a una batalla de mayor tamaño y a la situación de la batería, bajo el suelo; y los motores en los ejes, despejando el espacio para poder añadirlo al habitáculo y al maletero.

¿La apariencia del primer Seat eléctrico?

El jefe de investigación de la marca, Mathias Rabe, ha declarado que su desarrollo está completado en un 95%. Su precio rondará los 30.000 euros, similar al que se espera para el Volkswagen ID.

Rabe no confirmó sus especificaciones técnicas, pero sí que sus clientes podrán elegir entre dos niveles de potencia. Además, incorporará una serie de tecnologías a las que será posible acceder mediante actualizaciones OTA (on-the-air), de forma que se podrá modificar la potencia o activar equipamientos que viene implementados en el auto en el momento de la compra pero que solamente son utilizables si se activan mediante el software. Esto permitirá que el vehículo pueda comprarse con un nivel de equipamiento y a lo largo de su vida útil ir activando otros equipamientos no seleccionados en un principio. 

Luca De Meo, director de Seat, en una entrevista concedida a Auto Express a principios de este año, declaró que el primer auto eléctrico de la firma tendría un precio aproximado de 20.000 euros después de incentivos y ayudas. Un coche que llegará al mercado, seguramente algo tarde, buscando sobre todo los servicios de car sharing y movilidad urbana. (M.E.)

Mathias Rabe (i) vicepresidente ejecutivo de Investigación y Desarrollo de SEAT y James Muir (d), presidente de la compañía, al lado del vehículo eléctrico Altea XL Electric Ecomotive, allá por finales del 2012

 

¿O será el primer auto eléctrico de SEAT un crossover chino fabricado por JAC?

La respuesta rápida sería… “eso parece”. Pero antes de mojarnos y ver los motivos por los que el primer auto eléctrico de SEAT posiblemente venga de China, recordemos el camino que nos ha llevado hasta aquí. Hace apenas unas semanas hablábamos de un interesante movimiento empresarial. SEAT liderará un ambicioso proyecto en China: de la mano de Volkswagen han creado una joint-venture con JAC Motors, un fabricante local, con el objetivo de avanzar en el desarrollo del auto eléctrico. Resulta que el coche en las posteriores fotos podría ser el primer eléctrico de esta nueva empresa, el primer eléctrico de masas de SEAT.

¿O será así el primer eléctrico de SEAT?

Las imágenes proceden de una oficina china de patentes y lo siento por el spoiler, no se trata de un crossover basado en el SEAT Arona. Es un vehículo con rasgos de diseño similares a los actuales SEAT, especialmente en la calandra, paragolpes y ópticas traseras, unidas en lo que parece una banda de LEDs. Sería un auto que perfectamente podría encajar en la gama actual de SEAT, pero todo apunta a que será el primero vendido por la joint-venture del JAC y el Grupo Volkswagen, bajo una marca cuya imagen se asemejará o será casi idéntica a la de SEAT.

Todo encajaría hasta ahora, ¿verdad? Volkswagen ha establecido una joint-venture con JAC para el desarrollo y venta de autos eléctricos en China, liderada por SEAT.

Mientras China se prepara para abandonar la combustión interna, la industria automovilística en el resto del mundo contiene la respiración. Esta sería la imagen ya patentada del primer Seat eléctrico creado por esta alianza de marcas, en China

La noticia más importante de estos días pasados no ha sido el lanzamiento, es un movimiento común en la industria, que a continuación tratamos de explicar. En vez de desarrollar un auto desde cero o emplear una plataforma del Grupo Volkswagen, cuyo desarrollo de eléctricos está liderado por Volkswagen y su plataforma MEB, la joint-venture ha optado por emplear un eléctrico ya a la venta. En concreto el JAC iEV6S, un crossover de 5 plazas y 4,13 metros de longitud, de proporciones casi idénticas al SEAT Arona. ¿Cómo intuimos que está basado en este crossover? Fijémonos en una de las zonas más difíciles de camuflar: el pilar C del vehículo.

Modificar esta pieza requeriría cambios en el caro estampado de las piezas y, por tanto, tanto la línea de cintura – y su inconfundible quiebre – como la forma del pilar son idénticas. Modificar el frontal y la zaga es relativamente sencillo. No tenemos idea de qué ocurre en el interior del coche, pero ahí sí podría haber más cambios con respecto al JAC. A nivel mecánico y técnico el Grupo Volkswagen puede aprender mucho de esta joint-venture: en el mercado chino la adopción del auto eléctrico está siendo más rápida que en Europa, donde los desarrollos son aún más veloces, pero su introducción va un tanto más lenta.

Sobre el papel, el primer eléctrico de SEAT tendrá una autonomía real de unos 250 km y una batería de iones de litio de 33 kWh de capacidad.

El JAC iE6VS, posible “auto base” para la futura creación de Seat

De hecho, China ha sido uno de los países en apostar más fuertemente por la electrificación, demandando que 1 de cada 5 vehículos vendidos en 2025 serán completamente eléctricos. Este caldo de cultivo logrará que la tecnología de baterías y motores eléctricos tenga su epicentro en China.

Y siendo francos, el JAC iE6VS no es tan mala base para el primer eléctrico de la marca: tiene una batería de 33 kWh de capacidad desarrollada por Samsung, que aporta al coche 250 km de autonomía en condiciones reales de utilización. Su motor eléctrico tiene 85 kW (116 CV) de potencia y 270 Nm de par motor, suficientes para permitir un 0 a 50 km/h de 3,9 segundos.

¿Será el primer eléctrico de SEAT un crossover chino? Al menos en Europa todo parece apuntar a lo contrario. Pero, seguro que parte del know-how del JAC iE6VS acabará en los SEAT Ibiza y SEAT León eléctricos del futuro. (S.A./D.M.)

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.