Porsche gana en debut del WEC en México

Los ganadores en México, el equipo Porsche #1: Brendon Hartley, Timo Bernhard y Mark Webber

Los actuales campeones mundiales Timo Bernhard (Alemania), Brendon Hartley (Nueva Zelanda) y Mark Webber (Australia) ganaron las sensacionales “Seis Horas de México” en su primera edición del Campeonato Mundial de Resistencia. Tras haber vencido en la quinta de las nueve carreras del campeonato (WEC) con el 919 Hybrid #1, Porsche amplió su ventaja en la clasificación de Constructores. Mientras que el trío del francés Romain Dumas, el suizo Neel Jani y el alemán Marc Lieb (Porsche #2) cruzaron la meta en cuarto lugar ayer sábado y extendieron su liderazgo en la clasificación de Pilotos. La vuelta más rápida durante la carrera al circuito de Fórmula Uno, en México, de 4,304 kilómetros la consiguió Brendon Hartley cuando empleó 1:25.880 minutos para realizar el giro 114.

Esta fue la undécima victoria del innovador prototipo Porsche 919 Hybrid desde su debut en 2014. En la presente temporada, el 919 ha ganado cuatro carreras, incluidas las 24 Horas de Le Mans. Para el trío Bernhard/Hartley/Webber este fue su sexto primer lugar en el WEC. Porsche lidera ahora la clasificación de Constructores con 201 puntos, seguido de Audi con 158 y Toyota con 112 unidades. Dumas/Jani/Lieb tienen 41 puntos más que sus inmediatos seguidores en la clasificación de Pilotos.

Cómo fue la carrera para el Porsche marcado con el No. 1

4

Brendon Hartley salió desde la cuarta posición, en la primera curva sobrepasó el auto gemelo de su compañero de equipo Marc Lieb y se fue a la caza de los dos Audi que marchaban al frente. En la vuelta 21 sobrepasó al Audi No. 7, conducido por André Lotterer, y se puso en segundo lugar. Tras 35 giros, Hartley aprovechó una bandera amarilla para hacer una temprana entrada a los pits y ceder el auto a Mark Webber, quien con un juego de neumáticos nuevos conservó la segunda posición. Apenas reiniciada la carrera Webber sobrepasó al Audi No. 8, conducido por Lucas Di Grassi. A partir de ese momento fue perseguido por sus rivales y logró mantener el liderazgo hasta la penúltima vuelta antes de su parada en pits. Tras 74 giros Webber entró a boxes justo detrás de Di Grassi. Los mecánicos de Porsche fueron más rápidos y permitieron a Timo Bernhard salir en primer lugar. Tras 110 vueltas el alemán amplió la ventaja sobre su inmediato seguir a más de 10 segundos. Posteriormente el equipo aprovechó otra neutralización de bandera amarilla para llamar a los dos 919 Hybrid a los garajes. Por un instante no fue claro si la parada debe ser tras 109 o 110 vueltas, por lo cual Bernhard continuó en la pista tras cruzar la línea blanca en la entrada de la línea de pits. Por ello fue penalizado. Tras 120 giros Brendon Hartley entró a pits para cumplir con una penalización de stop-and-go que le hizo perder el liderado temporalmente, ya que en la vuelta 134 le ganó la batalla a Loic Duval (Audi No. 8) cuando transitaban por el sector del estadio de béisbol. Tras 137 vueltas Hartley cambió a neumáticos de lluvia y continuó al volante. En la vuelta 140 el Audi No. 8, en ese momento comandado por Oliver Jarvis, se salió de la pista. Tras dos tercios de la carrera, Porsche hacía el 1-2 al frente. Luego de 162 vueltas, Hartley le entregó el auto a Bernhard, quien regresó a la pista con neumáticos intermedios. En ese momento marchaba en segunda posición porque el Audi No. 7, conducido por Lotterer, había hecho una impresionante remontada tras haber perdido tiempo previamente. Cuando Lotterer repostó tras 172 vueltas, Bernhard regresó al liderato. Luego de 199 giros entró a pits para su última parada y finalizar la carrera con neumáticos lisos. Tras 230 vueltas consiguió la victoria, a pesar de la lluvia que iba incrementado y una pequeña salida de pista en el giro 226.

Cómo fue la carrera para el Porsche marcado con el No. 2

2

Marc Lieb cayó del segundo al cuarto puesto tan pronto comenzó la carrera. Cuando el Audi No. 7 conducido por Lotterer entró a pits, el alemán saltó al tercer lugar. En su primera entrada a los garajes el Porsche No. 2 perdió algo de tiempo porque el haber entrado al mismo tiempo que el auto gemelo generó cierta demora a la salida de los pits. Neel Jani retomó en cuarta posición, por detrás del Toyota No. 5, pilotado por Kazuki Nakajima. Entre ambos establecieron un duelo que Jani supo ganar en el giro 40. Tras 75 vueltas, y durante otra neutralización de bandera amarilla, Jani entregó el auto a Romain Dumas, quien continuó en tercera posición, a pesar de reducir de manera constante la distancia que lo separaba de los punteros. En la vuelta 110 entregó el mando a Lieb. De nuevo fue necesaria, pero no fácil de sortear, otra entrada simultánea de los autos gemelos a los garajes. Lieb continuó en segundo lugar, pero en el giro 127 fue superado por Hartley. Luego dio cacería al Audi de Duval en la vuelta 136 para retomar el segundo lugar. Una vuelta después Lieb cambió a neumáticos de lluvia y continuó al volante. En el giro 148 es tocado por un auto de la categoría LMP2, lo cual ocasionó que parte de la carrocería del lado trasero izquierdo se desprendiera. Tras 154 vueltas, y bajo órdenes de los comisarios de la carrera, Lieb tuvo que ingresar a pits para cambiar la parte trasera de su auto, lo cual le ocasionó volver al tercer lugar. Sus neumáticos de lluvia se convirtieron en una desventaja cuando la pista se secó, por lo que en la vuelta 166 el Toyota No. 6, conducido por Stéphane Sarrazin, también lo sobrepasó. Después del giro 169 Lieb le entregó el auto a Jani, quien cambió a neumáticos intermedios. Gracias a que los mecánicos de Porsche invirtieron menos tiempo que los de Toyota en la siguiente parada en pits, Jani subió al tercer lugar. Sin embargo, en la vuelta 178 volvió a ser superado por el Toyota. Tras 194 giros Jani hizo otra entrada temprana a los pits para cambiar los neumáticos intermedios por lisos. Dumas tomó el volante para el último turno y cruzó la línea de meta en cuarto lugar.

Declaraciones después de la carrera

Fritz Enzinger, Vicepresidente del Proyeccto LMP1: “Esta fue una de las carreras más emocionantes que he visto en mi vida, no sólo por la gran competencia sino por las condiciones cambiantes de la pista. Primero y cuarto significa que hemos conseguido algo muy grande: hemos ampliado nuestra ventaja tanto en la clasificación mundial de Constructores como en la de Pilotos. Muchas gracias a todos. Ahora regresaremos a Weissach para hacer una preparación exhaustiva para la siguiente carrera en Austin. En dos semanas esperamos acercarnos aún más a nuestro objetivo de defender los dos títulos”.

Andreas Seidl, Director del Equipo: “¡Qué carrera! Una vez más los tres constructores subieron al podio. Logramos aumentar nuestra ventaja en las dos clasificaciones, lo cual significa otro paso más en nuestra misión de defender los dos títulos en el Campeonato Mundial. Felicitaciones a todo el equipo por este retador fin de semana y esta dura carrera. Hoy (ayer) fue muy complicado tomar todas las decisiones correctas. Para los pilotos del auto número 1 todo funcionó bien y merecieron ganar la carrera. Para los miembros del auto número 2 no funcionó nuestra estrategia en medio de las cambiantes condiciones climáticas. Adicionalmente, tuvimos un inconveniente extra cuando un auto de la categoría LMP2 tocó la parte trasera de nuestro auto. Tras ello nos enfocamos en sumar la mayor cantidad de puntos para el campeonato. También en este circuito especial hemos probado que nuestro auto puede ganar carreras. Esto nos da más confianza para las fechas que restan del Campeonato”.

Pilotos del Porsche 919 Hybrid número 1

Timo Bernhard (35, Alemania): “Una carrera de autos no puede ser mejor que esto. Yo fui el tercero en pilotar el auto y le saqué una buena ventaja al Audi número 8. Mi segundo turno en la conducción del auto, durante el último tercio de la carrera, especialmente los últimos 20 minutos, fue muy difícil. En el tercer sector, que repentinamente estaba más mojado que en la vuelta anterior, cometí un pequeño error. Afortunadamente mi auto no tocó nada y pude seguir en la carrera. Fue increíble la forma en que el equipo preparó el 919 Hybrid para estas condiciones especiales, para la nueva pista y para la altitud”.

Brendon Hartley (26, Nueva Zelanda): “¡Qué carrera!, Estoy muy feliz por el triunfo en esta carrera. Tuvimos una buena arrancada y pude superar a Marc en la primera vuelta para ganar la tercera posición. Podíamos ver que los Audi estaban en apuros. No tuve mucha suerte con el tráfico y por eso Di Grassi me sacó una ventaja de 10 segundos, pero luego pude ponerme por delante de Lotterer, no sin una buena pelea. Más tarde tomé el liderato de la cabeza de la carrera. La penalización que me dieron en el stop-and-go me retrasó a la tercera posición durante un tiempo, pero el auto se sentía súper bien y los chicos hicieron las cosas maravillosamente bien en las paradas en boxes”.

5

Mark Webber (40, Australia): Otra carrera ganada por Porsche y su auto número 1.

“Durante mi turno en el primer tercio de carrera tuve una gran pelea con Lucas Di Grassi, quien estuvo al acecho casi todo el tiempo. El objetivo para hoy (ayer) era gestionar el tráfico y encontrar ritmo. A su vez, la pista también estaba bastante cambiante, no sólo cuando llovió, sino también antes. El sol no era precisamente lo que queríamos hoy. Habíamos preparado el auto de una manera que cuanto más fría estuviera la pista, sería mejor para nuestros vehículos. También, la difícil decisión que tomamos, en cuanto a los neumáticos se refiere, nos funcionó muy bien. El equipo, una vez más, hizo un gran trabajo“.

Pilotos del Porsche 919 Hybrid número 2

Romain Dumas (38, Francia): “Yo tomé el tercer turno en nuestro auto y logré mejorar unos segundos. Sin embargo, algunos de esos segundos los perdimos de nuevo en la parada en pits, ya que paramos nuestros dos vehículos al mismo tiempo y, por lo tanto, eso causó retraso. Otra vez, en el periodo final de la carrera, hice lo mejor que pude para recuperar terreno. Pero al final, para nosotros, ya era casi imposible obtener más de 12 puntos”.

Neel Jani (32, Suiza): “Infortunadamente, hoy (ayer) no fue nuestro día, ya que la predicción del tiempo no fue como esperábamos. Estuvimos conduciendo con los neumáticos equivocados, más de una vez, para las condiciones en que estábamos. Pudimos haber ganado más de 12 puntos en la clasificación de Pilotos en el campeonato, ya que nuestro principal rival también se atrasó. Es una oportunidad que perdimos. Sin embargo, estoy feliz por el triunfo de nuestro auto gemelo y por los puntos para Porsche en el campeonato de Constructores.”

3

Marc Lieb (36, Ludwigsburg): “Haber comenzado en la segunda posición, y terminar la carrera en cuarto lugar, no es precisamente lo que esperábamos. El comienzo no fue fácil. Los Audis jugaron sus cartas muy bien y yo fui sorprendido por Brendon. En mi primer turno, especialmente, tuve una situación difícil con el tráfico. Más tarde en la carrera, cuando empezó a lloviznar y luego a llover, las condiciones de la pista se volvieron muy complicadas. Varias veces la selección de nuestros neumáticos no fue la correcta. Para nosotros fue un día en el que pudimos haber obtenido más y por lo tanto nos sentimos un poco decepcionados”.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

A %d blogueros les gusta esto: