Porsche consigue victoria absoluta No. 18 en Le Mans

El Porsche 919 Hybrid #2 de Romain Dumas, Neel Jani y Marc Lieb (1ro.); y, el Porsche 919 Hybrid #1 de Timo Bernhard, Brendon Hartley y Mark Webber (13ro).

Desde la medianoche del sábado el duelo entre Porsche y Toyota por la victoria en las 24 Horas de Le Mans se intensificó, pero nadie esperaba un desenlace como el que se dio al final. Antes de la última vuelta parecía que Toyota iba a ocupar el escalón más alto del podio pero, de repente, su prototipo fue perdiendo potencia hasta que se detuvo por completo en la pista. Sólo una vuelta más tarde el Porsche 919 Hybrid marcado con el número 2 y que compartieron el francés Romain Dumas, el suizo Neel Jani y el alemán Marc Lieb vio la bandera de cuadros en primer lugar, ante la cerrada ovación de los cerca de 263.000 espectadores que asistieron a la mítica carrera francesa. Era el mismo trío de pilotos que logró el primer triunfo del 919 Hybrid de 900 caballos en las Seis Horas de Sao Paulo de 2014.

De esta manera Porsche consiguió su victoria número 18 en la máxima categoría, LMP1, de la carrera de autos más exigente del mundo. Uno de los trofeos más codiciados del planeta se irá a la sede central de Porsche por segundo año consecutivo, pues el fabricante de autos deportivos de Stuttgart llegaba para defender su título. En 2015 el neozelandés Earl Bamber el alemán Nico Hülkenberg y el inglés Nick Tandy ganaron con un Porsche 919 Hybrid. El primer triunfo absoluto para Porsche en Le Mans se remonta al 14 de junio de 1970 y fue conseguido por el alemán Hans Herrmann y el inglés Richard Attwood con un 917 KH Coupé.

M16_2538

El equipo Porsche (#2) ganador: Romain Dumas, Marc Lieb y Neel Jani.

El segundo Porsche 919 Hybrid, con el dorsal número 1 y pilotado por los actuales campeones del mundo de resistencia, el alemán Timo Bernhard, el neozelandés Brendon Hartley y el australiano Mark Webber, tuvo que realizar una larga parada en boxes durante la noche para efectuar una serie de reparaciones, lo que les obligó a remontar desde muy atrás. Al final cruzaron la meta en el puesto 13 de la clasificación general y el quinto en la categoría LMP1.

Estos resultados le sirvieron a Porsche para sumar 71 puntos en la clasificación de Constructores del Campeonato Mundial de Resistencia (WEC) de la FIA, ya que las 24 Horas de Le Mans entregan doble puntuación con respecto al resto de las ocho carreras de seis horas que componen el certamen. Porsche lidera la clasificación de Constructores con 127 puntos, por delante de Audi (95) y de Toyota (79). En la clasificación de Pilotos, Dumas, Jani y Lieb se colocan ahora en cabeza con 94 puntos, 39 más que sus inmediatos perseguidores.

Cómo fue la carrera para Porsche después del domingo a mediodía:

Marc Lieb realizó un fortísimo relevo cuádruple y llegó a ser ocasionalmente líder con el Porsche 919 Hybrid número 2, antes de ceder el volante a Neel Jani a las 11:50 de la mañana del domingo (hora local), cuando fueron completadas 331 vueltas. El suizo repostó después de los giros 345, 359 y 373. En los últimos compases de la prueba, al completar la vuelta 381 tuvo que parar a causa de un pinchazo lento (cuando hay pérdida de presión muy lenta en neumático), por lo que la segunda plaza parecía el mejor resultado posible. Sin embargo, el Toyota líder fue perdiendo potencia hasta que se detuvo por completo en la pista antes de la última vuelta.

El Porsche gemelo marcado con el número 1, que estuvo en cabeza en la primera fase de la carrera, perdió 39 vueltas a causa de un fallo en la bomba del agua que, además, provocó otra serie de daños. Eso ocurrió a las 23:13 horas del sábado. A las 11:20 de la mañana del domingo Webber estaba al volante y junto a sus compañeros llevaban realizados 285 giros. El australiano repostó después de las vueltas 298 y 311. Luego, en la 324, cedió el volante a Bernhard, quien realizó una última y rápida parada final para cargar algo de combustible al cumplirse la vuelta 337. Consiguió terminar en el puesto 13 de la clasificación general y completar un total de 346 giros.

Declaraciones después de la carrera:

Fritz Enzinger, Vicepresidente del Proyecto LMP1: “Primero que todo quiero expresar mi respeto por el sensacional rendimiento que Toyota ha demostrado en esta carrera. Hemos tenido una gran batalla con ellos. Muy poco antes del fin estábamos colocados en la segunda plaza hasta que, de repente, hemos logrado la segunda victoria consecutiva en Le Mans. Quiero dar las gracias a nuestro gran equipo de Weissach, al que ha estado aquí en Le Mans y a todos los empleados y fans de Porsche que siempre nos apoyan”.

Andreas Seidl, Director del Equipo: “En primer lugar, siento mucho lo que les ha pasado a nuestros compañeros y amigos con sede en Colonia. Terminar de esta manera una gran carrera en la última vuelta es algo que no le desearías ni a tu peor enemigo. Pero así es el deporte, con estos altibajos que son también lo que hacen que lo amemos de verdad. Ha sido un triunfo peleado duramente. Sometimos a Toyota a una gran presión y a rodar al máximo durante toda la carrera. También nuestros pilotos fueron al límite. La frecuencia con la que se cambiaba de líder era extrema. Desde que comenzamos la preparación y el desarrollo del 919 Hybrid hemos obtenido un excelente rendimiento. Esto se debe a nuestros colegas de Weissach y al equipo que viene a las carreras. Así como estoy de contento por el resultado del auto número 2, estoy de triste por lo que les ha pasado a los chicos del vehículo 1. Sin el problema y la larga parada para las reparaciones, ellos también hubieran podido pelear por la victoria final. Ganar en Le Mans es lo máximo que se puede lograr en la temporada y es difícil creer que hemos sido capaces de ello dos veces en sólo nuestro tercer año. Ahora tenemos que mirar hacia delante. Hemos sumado un montón de puntos aquí y queremos defender los títulos en las clasificaciones de Constructores y Pilotos”.

Pilotos del Porsche 919 Hybrid número 1


Timo Bernhard (35 años, Alemania):

(9 participaciones: victoria absoluta en 2010, segundo absoluto en 2015, victoria en la categoría GT en 2002)

“Felicito al auto gemelo y a todo el Equipo Porsche por este merecido triunfo. Han peleado por el liderato durante las 24 horas y estaban muy cerca al final. Por supuesto, lo siento por toda la gente del equipo Toyota. Perder una carrera de esta forma es algo brutal. Nosotros tampoco tuvimos suerte y también lo siento por Mark, Brendon y todo el equipo. Los chicos fueron implacables e hicieron un excelente trabajo para volver a poner en funcionamiento el 919 Hybrid. Estamos teniendo un poco de mala suerte este año, pero debemos ser capaces de superarla. Nuestro auto era realmente rápido, podíamos ir fácilmente al ritmo de los líderes y, además, hemos logrado unos puntos extra para Porsche en la clasificación de Constructores. Volveremos el año que viene. No me rindo y quiero ganar aquí con Porsche”.

Brendon Hartley (26 años, Nueva Zelanda):

(4 participaciones: segundo absoluto en 2015)

“En los últimos relevos con nuestro auto era importante que todos los pilotos mantuviéramos unos buenos tiempos por vuelta para conseguir algunos puntos. Nuestro Porsche iba muy bien. Todos estamos un poco disgustados de haber tenido problemas tan pronto. Pero cada persona del equipo ha demostrado un gran espíritu de lucha y mantuvimos los dedos cruzados por el otro Porsche”.

Mark Webber (39 años, Australia):

(4 participaciones: segundo absoluto en 2015, no tomó la salida en 1998 y 1999)

Estoy muy orgulloso del equipo, especialmente de los mecánicos que han trabajado muy duro. Es un honor pilotar de nuevo para Porsche en Le Mans. No ha sido nuestro día y tuvimos mala suerte con la bomba del agua. Ese fue el mayor problema para nosotros y perdimos mucho tiempo. Pero la conducción de Timo y de Brendon fue increíble. Al final todos rezábamos por el auto número 2 y, por supuesto, estoy contento por nuestros compañeros de equipo y por la marca Pero lo que le ha sucedido hoy a Toyota es realmente duro de aceptar y lo siento mucho por ellos”.

Pilotos del Porsche 919 Hybrid número 2

Romain Dumas (35 años, Francia):

(15 participaciones: victoria absoluta en 2010, 3ª posición absoluta en 2007, 5ª plaza absoluta en 2015, victoria en la categoría GTE en 2013)
Lo sentimos de verdad por Toyota. Ha sido una gran carrera. Pero, por supuesto si tienes la posibilidad de ganar en Le Mans no puedes decir “no, gracias”. Es imposible asimilar ahora lo que ha sucedido. Este año los tiempos por vuelta han sido ligeramente más lentos, debido a los cambios de reglamentación”.

Neel Jani (32 años, Suiza):

(7 participaciones: récord de vuelta en calificación y 5º puesto absoluto en 2015)

Me siento desolado por los pilotos de Toyota. Pienso que todos los pilotos sabemos cómo deben sentirse. Todavía no tengo palabras para describir la victoria en las 24 Horas de Le Mans. Esto es realmente surrealista. Hemos hecho una muy buena carrera, con muy pocos errores y exprimiendo el auto al máximo. Este triunfo es realmente especial”.

Marc Lieb (35 años, Alemania):

(10 participaciones: 5º puesto absoluto en 2015, victoria en la categoría GTE en 2013, en la GT2 en 2010, en la GT en 2005)

No fue una carrera fácil para gestionar el tráfico y las zonas lentas momentáneas. El último relevo cuádruple que hice iba realmente al límite. También los tres primeros relevos fueron bastante difíciles, con adelantamientos en tráfico y asumiendo riesgos. Además, en el último tuve también que ahorrar combustible y cuidar especialmente los neumáticos delanteros, que empezaron a perder rendimiento. Lo di todo y ahora tengo que digerir la gran cantidad de cosas que han ocurrido hoy”.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

A %d blogueros les gusta esto: