Pintura de contraste en un solo proceso de pulverización

Dos colores, un proceso: Audi está ampliando el espectro de sus métodos de pintura con una nueva tecnología que permite pintar de un color diferente, superficies específicas de la carrocería del automóvil en un solo proceso de pulverización. Este nuevo proceso es económico y especialmente ahorra recursos. En un taller de pintura de prueba en la planta de Ingolstadt, Audi está probando, el método único en la industria, en automóviles con el techo en color de contraste negro.

El enmascaramiento que consume mucho tiempo y que requiere mucho material ya no será necesario cuando se usa la técnica de la pulverización en el pintado de carrocerías. Para aplicar un color de contraste, los empleados anteriormente tenían que enmascarar la parte correspondiente de la carrocería del automóvil y luego pintarla por separado con un segundo proceso.

Con el nuevo método, un instrumento de alta precisión controlado por robot ahora mide la soldadura láser entre el techo y el marco del panel lateral antes de pintar cada automóvil. Un aplicador especial luego aplica la pintura negra directamente al cuerpo del automóvil en tiras individuales con precisión milimétrica y sin producir ningún tipo niebla, es decir, sin exceso de pulverización.

Este método ahorra tiempo, dinero y el medio ambiente también se beneficia. Por un lado, no se necesita ningún material de enmascaramiento y, por otro lado, se requiere menos pintura. Audi planea poner el innovador proceso en la producción en serie el próximo año. Por lo tanto, el fabricante de automóviles ofrecerá a sus clientes aún más posibilidades de personalización.

Destacados:

  • Un método único en la industria que ahorra tiempo y material
  • Aplicación en serie planeada para 2019.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.