Merchán espera salir de racha gris en el CTCC tras dos fechas

La segunda fecha del campeonato nacional de automovilismo en Costa Rica, CTCC, para el piloto Sebastián Merchán, ha sido una fecha para el olvido, debido al mal resultado que obtuvo por la rotura del eje de su auto, en el último heat.

La cita para Merchán se veía prometedora, luego de las prácticas controladas y la clasificación, a pesar de los desperfectos mecánicos que se pudieron solventar a tiempo. El ecuatoriano pudo rodar la máquina con cierta normalidad, gracias a la ayuda de los mecánicos, que fue fundamental.

El formato de competencia del sábado anterior, establecía que, en el mismo día se hagan las tres clasificaciones, para posteriormente, en horas de la tarde realizar las dos competencias, dejando el tercer Heat para correrlo en la noche; un ingrediente que contribuiría al espectáculo.

El sol reinaba aquella tarde, pero minutos antes de salir a la pista se desató un verdadero diluvio, lo que obligó a los organizadores a posponer la largada, incluso se formó una comisión entre pilotos y dirigentes para verificar el estado y condiciones del circuito. La decisión fue proceder con la competición, lo que sirvió para los intereses de Merchán, por la afinidad en esta clase y condiciones de pista. Luego del tiempo necesario para que los equipos puedan hacer los cambios necesarios para las condiciones de pista, se dio la orden de conformación de la grilla de salida.

 

Heats de competencia

En el primer heat, el piloto ecuatoriano tomó contacto con la máquina y, en la vuelta de formación, se dio cuenta de que el balance del auto no era el correcto, pero debió arrancar con este inconveniente. Con vueltas rápidas, Merchán se mantenía en el grupo, escalando hasta la sexta posición; pero un despiste, que le obligó a salirse del trazado le hizo caer al último lugar; pero la concentración y preparación del cuencano le permitieron escalar nuevamente hasta la octava posición.

El segundo heat empezó, con una pista en condiciones casi secas, y nuevamente Merchán se percata que el balance del freno no era el correcto, motivo por el cual su primera vuelta fue lenta, mientras trataba de calibrar el brake-balance del auto. Merchán interpretó que la distribución del balance estaba trabada, lo que le obligó a pasar toda la presión al eje posterior, terminando de esta forma el heat.

El tercer y último heat se compitió en horario nocturno, como estuvo planificado. Al recibir la bandera a cuadros, Merchán tuvo que regresar a boxes por la rotura del eje, lo que le hizo recordar que en la primera fecha tampoco pudo puntuar, aquella vez por la rotura del cardán del auto. Sebastián no pudo esconder su frustración, aunque reconoció que este deporte tiene un sinnúmero de incógnitas. Con la dedicación y el trabajo conjunto con los mecánicos, espera salir de esta mala racha.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.