El robo de vehículos en las ciudades y cómo evitarlos

  1. Sobre el robo de autos en el país

  • El crecimiento del parque automotor cada año muestra cifras en ascenso en el Ecuador. Según el Anuario de Transporte del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos, la provincia del Guayas es la segunda en presentar mayor incremento en los vehículos que circulan en su territorio y, de acuerdo a la Dirección de Estudios y Proyectos de la ANT, esta provincia ocupa también los primeros lugares en el ranking de siniestros y robo de vehículos a nivel nacional.

  • Es importante conocer que la mayoría de autos que circula en el país son relativamente nuevos, según un informe del INEC. Cifras del año anterior indican que los carros con matrícula entre el 2009 y 2016 representaban el 55,1% del parque automotor nacional, mientras que el 28,1% de autos tiene más de doce años de antigüedad. Los vehículos ‘nuevos’ son los preferidos de los delincuentes, pues con estos logran mayores “réditos”.

  • De acuerdo con la sección Automotores de la Policía Judicial, en una entrevista a un diario nacional, el robo de vehículos es un delito del cual los antisociales se aprovechan para lucrar de diversas maneras: piden recompensas a los perjudicados para devolver el vehículo, los desmantelan y venden sus partes, cambian el número de chasis y/o motor, o montan el motor en otros vehículos para luego venderlos en ferias de otras ciudades. Los robos pueden presentarse tanto en las vías, al momento de circulación, o en los lugares de estacionamiento, por lo que es importante que los propietarios de vehículos tomen las medidas de seguridad pertinentes y puedan estar prevenidos.

  • Actualmente existen varios métodos a través de los cuales se puede prevenir el robo de autos, entre los cuales están las aplicaciones de seguridad, que en pocos segundos envían alertas al propietario, informando si el auto fue movido del lugar en que quedó estacionado.

  • El corto tiempo de información y de reacción resulta una gran ventaja para el propietario ya que le permite alertar de inmediato a la Policía o autoridades competentes; mientras que, al no contar con este tipo de alertas, el propietario se enterará del robo el momento en que salga a ver su auto y probablemente habrá pasado mucho tiempo e incluso varias horas, haciendo más difícil su recuperación.

  1. Sobre el momento en que los autos son más vulnerables

  • Un análisis de la Policía Judicial realizado en Guayaquil en el 2015, señaló que el 69% de los robos de vehículos ocurrió cuando estos estaban estacionados, mientras que un 29% sucedía con el vehículo en movimiento tras el uso de métodos violentos por parte de los asaltantes hacia los conductores. Esto indica que los autos son más vulnerables cuando no están en movimiento.

  • El mismo informe señala que la incidencia de robos se da generalmente los días miércoles y viernes, entre las 18:00 y las 23:59 y a los delincuentes no les toma más de 12 segundos concretar un robo. En este tiempo logran vulnerar los seguros del auto, abrirlo, prenderlo y llevárselo.

  • Por otro lado, para los hurtos de las pertenencias que se deja en el interior de los vehículos o de sus accesorios, tales como radios, volantes, parlantes superpuestos, entre otros, son suficientes apenas 30 segundos para que los delincuentes puedan abrir el vehículo, revisarlo y sustraer las pertenencias del interior.

  1. Sobre los malos hábitos de conductores que vuelven más vulnerables sus autos

 

  • En muchas ocasiones los ciudadanos son víctimas del robo de sus vehículos debido a descuidos o por falta de precaución. En la ciudad de Guayaquil, sobretodo, se han identificado ciertas prácticas comunes que tienen los ciudadanos y que tornan a sus autos más vulnerables frente a los delincuentes.

  • La gran cantidad de autos que existe en la ciudad y el escaso número de estacionamientos, entre públicos y privados, ha hecho de las calles el lugar más común para que los usuarios de automotores los parqueen mientras permanece en el trabajo o realiza diversas gestiones, esperanzados en la presencia de vigilantes no autorizados ni capacitados, que “cuidan” los vehículos a cambio de una propina.

  • Como la demanda de estos sitios de parqueo en las calles es alta, sobre todo en la zona financiera y sector centro de la urbe porteña, algunos propietarios optan por dejar la llave del auto al cuidador, o dejar su vehículo en neutro y sin freno de mano para que el vigilante lo empuje, en caso de ser necesario, con el fin de que otros vehículos también puedan estacionarse, con la consiguiente vulnerabilidad para ser robados o desmantelados.

  • Esta mala práctica puede provocar el robo total o parcial del vehículo, no brinda seguridad al propietario sobre sus pertenencias dejadas dentro del auto. Además, el coche puede ser movilizado al antojo del vigilante, sin ninguna garantía para el propietario o conductor.

  • Otra de las malas prácticas es dejar pertenencias o artículos de valor en el habitáculo del auto, a la vista de los transeúntes. Esto es un imán para los delincuentes, quienes buscarán la oportunidad para violar las seguridades de puertas o ventanas con el fin de extraer las pertenencias.

  • Manejar con el celular en la mano y a la vista también es otro de los malos hábitos que muchos conductores tienen. Esto puede incitar a los ladrones para utilizar métodos violentos a fin de robar estos aparatos electrónicos.

  1. Sobre las medidas que la ciudadanía puede tomar en cuenta para prevenir robos

 

  • El primer paso para evitar el robo es la precaución y prevención. Es muy importante que el conductor o dueño del auto verifique la zona en donde va a dejar el vehículo. Acudir a parqueaderos autorizados públicos o privados, que puedan garantizar de cierta manera la seguridad del auto es una de las recomendaciones para evitar un robo.

  • Es importante verificar que las puertas se encuentren con seguro. Los robos se ocasionan muchas veces por no asegurar el vehículo. Se debe siempre cerrar los seguros de las puertas, aunque se crea que se encuentra en un lugar seguro. Verifique dos veces que lo ha hecho, de ser necesario.

  • Otra recomendación es tener instalados sistemas de seguridad en el automotor, empezando por alarmas, bloqueos, seguros tipo candado, rastreadores satelitales, aplicaciones, etc. Contar con un dispositivo que permita monitorear la ubicación del auto las 24 horas del día, los 7 días de la semana, brinda mayor tranquilidad al propietario. En este sentido las aplicaciones, como la desarrollada por ecuatorianos bajo la última tendencia mundial para tener el auto conectado, permite rastrear satelitalmente al vehículo desde cualquier parte del mundo y verificar de manera inmediata si ha sido movilizado del sitio donde el propietario lo dejó parqueado.

  • Además, la App alertará al propietario a través de un mensaje al celular que el vehículo ha sido encendido o apagado y también anunciará si los cables de la batería han sido desconectados; la práctica de desconexión de cables es muy frecuente cuando los delincuentes intentan robar el auto en su totalidad y estos mecanismos tecnológicos de vanguardia podrán ayudar a prevenirlo o a alertarlo oportunamente.

  • Por otro lado, como se indicó anteriormente los delincuentes tardan 12 segundos en llevarse un vehículo y lo máximo que puede tardar una de estas alertas en llegar es 30 segundos. Se recomienda al propietario, no enfrentarse a los delincuentes ni salir a tratar de impedir el robo del automotor, sino más bien a alertar a la Policía Nacional y a mantener el vehículo rastreado desde el celular.

  • En un estacionamiento público es muy importante observar a su alrededor antes de bajarse o subirse al vehículo, para así detectar la posible presencia de amenazas potenciales.

  • Al conducir, es importante llevar las ventanas cerradas y los seguros activados. También se recomienda elegir vías transitadas así como variar las rutas con frecuencia.

  • En el caso de que el auto haya sido violentado, la opción más viable es comunicarse con el Centro de Emergencias ECU 911, entidad que brindará auxilio inmediato a través de la Policía Nacional. (CarSync)

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.