El primer automóvil que circuló en Quito

El primer automóvil circuló en las estrechas calles capitalinas en 1901, cuando el joven pelucón Carlos Álvarez Gangotena trajo en un barco, atravesando el estrecho de Magallanes, un Dion Bouton que compró en la Exposición Mundial de París.

La primera agencia de automóviles fue La Veloz. Sus jefes fueron Manuel Jijón Azcázubi, Enrique Gangotena y Nicanor Correa, todos de la crema capitalina. Trajeron cinco automóviles -también Dion Bouton- para viajar hasta Ambato y Riobamba. Una novedad más fue que contrataron choferes franceses, capitaneados por Louis Pigeaud.

En 1911 hizo su aparición el tranvía, pero inicialmente halado por caballos, como sucedió ese año para brindar transporte a un circo. En 1914 llegó hasta la avenida Colón y fue un importante medio de transporte hasta su final en 1946. ¿Por qué murió el tranvía? Llana y simplemente porque en 1930 hizo su aparición el ómnibus y fue ganando terreno gracias a su facilidad para moverse, sin necesitar -como su rival- de rieles para sus desplazamientos. Al principio hubo unas pocas líneas, entre ellas la Colón-Camal y la Belisario-Huáscar.

La era moderna fue un gran salto y el Quito de ayer fue pasando a la historia, dando paso a un gigantesco crecimiento poblacional con todo lo que eso significa en materia de transportación.*

*Tomado de “El Transporte en Quito”, autor: Jorge Ribadeneira; publicado originalmente por Diario El Comercio, el 31 de agosto de 2014.

(Foto: Archivo Metropolitano de Historia / Fuente: AEADE)

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.