El Fisker Emotion utilizará baterías de grafeno

Sus 644 kilómetros de autonomía se deben a sus baterías de grafeno

El nuevo coche eléctrico diseñado por Henrik Fisker será capaz de recorrer 644 kilómetros con cada carga. Utilizará baterías de grafeno y materiales ligeros y será más barato que el Chevrolet Bolt y el Tesla Model 3. Fisker Inc. ha presentado el diseño definitivo de su nuevo coche eléctrico, al que por fin se le puede ver la “cara y ojos” más o menos definitivos, después de que Henrik Fisker ha estado subiendo imágenes poco claras del frontal, del lateral y de las puertas. De lo que no hay aún confirmación es si en su desarrollo está colaborando o no la empresa española Graphenano.

Además del diseño también se han desvelado su autonomía, 400 millas, que corresponden a 644 kilómetros, y su velocidad máxima, 260 km/h. Un coche con un marcado perfil deportivo que contará con fibra de carbono y aluminio entre sus materiales de construcción. En la parte trasera incorporará un alerón móvil y un difusor, que colaborarán en la aerodinámica activa del coche.

Cuando Fisker presentó la primera imagen del auto ya señaló que el Fisker Emotion utilizará baterías de grafeno. La producción de estos módulos estará a cargo de Nanotech Energy Inc Fisker Inc., una división de la propia Fisker Inc. En su presentación de febrero de este año, Martín Martínez, CEO de la compañía, aseguró que ya tenía acuerdos firmados con varios fabricantes de coches eléctricos a los que suministrará estas baterías.

En su diseño se ha priorizado el aumento de la batalla, la distancia entre los ejes, con el fin de dejar espacio para la batería en el piso y entre las ruedas. Para ello se ha ‘empujado’ el motor y el compartimento interior hacia adelante, disminuyendo los voladizos delantero y trasero para lograr una gran habitabilidad.

1

El interior estará dotado de las nuevas tecnologías de comunicación y entretenimiento

En su comunicado de prensa Fisker anuncia que el Emotion incorporará todo el hardware necesario para una conducción totalmente autónoma: en la parte delantera incorporará un radar y una cámara: “un sistema que será implementado por un proveedor que Fisker anunciará ‘en breve’.  Será plenamente utilizable cuando la legislación lo permita”.

Las primeras entregas de este nuevo auto eléctrico no se realizarán hasta después de la presentación definitiva del vehículo, que será a mediados de 2017. Aunque el aspecto y la descripción del mismo dan a entender que su precio no será precisamente económico, Fisker asegura que será más barato que el Chevrolet Bolt y el Tesla Model 3, que parten, en Estados Unidos y antes de las ayudas, desde 37.500 y 35.000 dólares, respectivamente.

Según Business Insider, el Emotion se fabricará en la planta VLF Automotive, en Detroit, una empresa en la que participa Henrik Fisker y que anuncia un nuevo super deportivo de combustión diseñado por el empresario. (M.E.)

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

A %d blogueros les gusta esto: