Conducción responsable y cuidado del vehículo

Con el inicio de clases en el régimen escolar de la Sierra, volvió el intenso tráfico vehicular a las calles de nuestras ciudades, por lo que es fundamental conducir siguiendo ciertas recomendaciones para evitar desgastes innecesarios en los vehículos e imprevistos en las vías. Aquí, varias de ellas, a tomar en cuenta:

  1. Tener el kit de emergencia completo y en buen estado: Esto incluye botiquín básico de primeros auxilios, manta, caja de herramientas, extintor, triángulos fluorescentes, gata hidráulica o manual y, mapa actualizado en caso de viajes. Estos insumos son básicos en todo momento, sin embargo, son aún más necesarios cuando hay congestión por el riesgo de quedar atrapado por algunas horas en una congestión.
  2. Mantener siempre el tanque de combustible lleno con, al menos un cuarto de su capacidad: Durante el tráfico aumenta la frecuencia de acelerado y frenado, lo cual provoca mayor consumo de combustible, y te puedes quedar sin éste; o lo que es peor, si se conduce con el nivel de carburante por debajo del cuarto del tanque se corre el riesgo de afectar a la bomba de inyección o ensuciar los inyectores, lo que también puede producir un desgaste del motor, por corrosión.
  3. Priorizar el frenado de máquina: Si el vehículo se encuentra en descenso en una pendiente es aconsejable circular en marchas bajas, como primera o segunda, dependiendo de la velocidad posible y permitida, evitando sobrepasar las revoluciones del motor en cada marcha. Esto facilita frenar de manera paulatina usando el motor, lo cual permite que el frenado sea más eficiente y evita el sobrecalentamiento del sistema de frenos.
  4. No avanzar en neutro: Cuando la caja de cambios está en neutro, el motor no transmite movimiento a las llantas y el auto avanza por su propio impulso y peso, es decir que el motor pierde el control del vehículo, dejando toda la responsabilidad y sobreesfuerzo a los frenos. En caso de que se necesite detener de emergencia el automotor, no se logrará una respuesta oportuna, aumentando la probabilidad de un accidente.
  5. Mantener el auto en neutro solo cuando esté detenido: Si el vehículo se encuentra detenido es aconsejable poner la marcha en neutro y soltar el pie del pedal de embrague, de esta manera se prolongará la vida útil de este Sistema, pero en estos casos no olvide nunca aplicar el pedal del freno y/o el freno de mano.
  6. Evitar frenadas y aceleradas bruscas: Estas acciones, además de ser muy peligrosas al conducir, también reducen la vida útil de los neumáticos y desgastan el motor. Además, cuando se frena de manera brusca y reiterada se pueden recalentar los discos y/o las zapatas, lo que puede producir una cristalización del sistema de frenado y con esto perder el control del vehículo.
  7. Mantener todos los sistemas del vehículo siempre en buen estado: El Sistema de frenos siempre debe encontrarse “en forma”; la revisión periódica de discos, pastillas, tambores (de ser el caso), asistentes electrónicos en los vehículos que los equipan, son parte de la seguridad active de todo automotor. Es también importante revisar todas las luces, incluidas las direccionales y, comprobar que cada una de ellas funcione y encienda correctamente. Si las luces principales (medias y altas) se encuentran desalineadas puede ser peligroso durante la noche, no solo para el conductor, que no verá adecuadamente la calzada, sino también para los otros conductores que pueden resultar “deslumbrados” por éstas. También es importante cambiar las “plumas” del limpiaparabrisas por lo menos una vez al año, y no olvidar rellenar el depósito de agua del sistema de limpieza; todo ello evitará una visión borrosa al conducir bajo la lluvia.
  8. Mantener siempre una distancia prudente con el vehículo de adelante, eso permite tener espacio y capacidad de reacción en caso de una maniobra imprevista o de una emergencia, incluso durante los atolladeros en las calles.
  9. Todo conductor debe tener siempre en cuenta que su accionar al volante de un automotor está normado por la legislación vigente y que su ignorancia no lo exime de culpa; además, para su respaldo, complemento y recuerdo -en ciertos lugares- está la señalética de tránsito, tanto horizontal como vertical. Las normas de tránsito y peatonales se hicieron para ser observadas bajo toda circunstancia, su cumplimiento es parte de las conductas básicas de convivencia de la sociedad actual, nos vean respetarlas o no.
  10. Asimismo, el cuidado sistemático de un vehículo es fundamental: Para ello, cada marca ha establecido parámetros específicos para el mantenimiento de cada uno de sus modelos, los cuales deben ser observados oportunamente, más aún cuando son sometidos a las inclemencias del tráfico urbano y sus frecuentes trancones. La legislación vigente también establece parámetros de cuidado y rendimiento de los automotores y sus sistemas, los que deben ser observados indefectiblemente, tanto para vehículos particulares como para los de transporte público. (Casabaca, A.M.)

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: