Con todo éxito culminó la Expedición Cayenne

Los pilotos de la Expedición Cayenne: Christopher Díaz, Tedy López y Eric Gallardo, junto a Edgar Casal, Director de Porsche de México, y José Vantolra, Gerente de Ventas de Porsche de México

¡Ahora es leyenda!. Todo lo que Porsche había prometido… recorrer 18.855 kilómetros por 15 países de América Latina en dos meses a bordo de un Cayenne S se cumplió anoche cuando la Expedición Cayenne llegó a Ciudad de México, su destino final. En medio de una caravana liderada por el británico Magnus Walker y seguida por cientos de aficionados a la marca alemana, el SUV premium y su tripulación recorrieron sus últimos kilómetros antes de llegar al Porsche Center Interlomas, donde fue organizada una fiesta para su recibimiento.

Bien merecida la celebración, puesto que el Cayenne S con motor V6 biturbo de 3.6 litros, 420 caballos de potencia y par máximo de 550 Nm, superó cada uno de los obstáculos que la naturaleza y el hombre le impusieron desde que partiera de Montevideo (Uruguay) el pasado 9 de noviembre.

Magnus Walker en un descanso junto al cerro Cabeza de Gorila, durante la última etapa de la Expedición Cayenne

Estábamos muy confiados en que el Cayenne S lograría los objetivos que nos propusimos con esta Expedición, y ahora estamos felices de haber escrito otra página en la historia de éxito de nuestro deportivo en el segmento de los SUV premium”, dijo George Wills, Presidente y Gerente General de Porsche Latin America. “Nuestro más sincero agradecimiento a los pilotos que aceptaron el reto y todos los importadores y distribuidores que tenemos en la región. Su aporte también fue fundamental para que el Cayenne S circulara sin contratiempos por Uruguay, Argentina, Chile, Paraguay, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, El Salvador, Guatemala y México”.

Latinoamérica, en general, es una pista de rally con todas las dificultades que un piloto pueda imaginar. Lluvia extrema, calor infernal, trochas, autopistas, desiertos, montañas, nevados, volcanes, pampa, playas, valles y mucho más, fueron los retos continuos que superó con creces el Cayenne S.

Los integrantes de la última etapa de la Expedición Cayenne en el Puerto de Veracruz, antes de salir hacia Ciudad de México

En la medida en que los días fueron pasando y el odómetro del Cayenne S sumaba kilómetros, los pilotos iban sintiendo cada vez más el esfuerzo. El calificativo ‘monumental’ se queda pequeño para esta Expedición porque la parte logística fue abrumadora: los permisos para cruzar fronteras en algunos casos fueron agobiantes; la zozobra por utilizar gasolina de baja calidad por debajo de las especificaciones técnicas; coordinar caravanas en los países con los miembros de los diferentes Porsche Club y con aficionados de la marca; montar el auto en un contenedor para pasar en barco de Cartagena (Colombia) a Colón (Panamá); asistir a ruedas de prensa y fiestas de bienvenida en todas las ciudades; enviar fotografías y videos de todos los países, y hasta compartir el volante del Cayenne S con muchos periodistas de la región. Y esto sin contar alguna que otra noche que debieron dormir en el Cayenne S.

El Porsche Center Veracruz recibió a la caravana que acompañó a la Expedición Cayenne en su última etapa

La Expedición Cayenne comenzó el pasado 9 de noviembre con un recorrido que unió a Punta del Este (Uruguay) con Montevideo y Buenos Aires (Argentina) y terminó anoche con una caravana entre Veracruz y Ciudad de México.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

A %d blogueros les gusta esto: