Clase X: la primera ‘pick up’ de Mercedes llega en noviembre

“La Clase X es el Mercedes entre los pick up“. Así ha presentado Dieter Zetsche, presidente de Daimler AG, al primer vehículo de Mercedes-Benz en este segmento de camionetas medianas. Estará disponible en el mercado español a partir del 4 de noviembre.

La Clase X es una pick up (vehículo que tiene separada la zona de carga y el habitáculo para los pasajeros) mediana. El diseño se basa en el prototipo X-Class presentado en Estocolmo el pasado octubre (2016). La imagen delantera del vehículo recuerda claramente a un Mercedes con la estrella dominando la parrilla, como ocurre en todos los modelos de la marca. Posee una parrilla y unos focos integrados con los laterales, que recuerdan la imagen de sus “todoterreno”.

2.

El vehículo tiene poco voladizo delantero y una distancia entre ejes de 3,15 metros. El habitáculo se sitúa centrado, mientras que el voladizo trasero es mucho mayor e incluye parte de la caja de carga.

Dimensiones

La Clase X mide 5,34 metros de largo, 1,92 m. de ancho sin retrovisores y, 1,81 metros de alto. Puede transportar una carga útil de 1.042 kilos; por ejemplo, se podrían transportar 17 barriles de cerveza de 50 litros. Mercedes explica que su fuerza de tracción asciende a 3,5 toneladas, lo que permite enganchar un remolque con un yate de ocho metros o con tres caballos.

La cajuela (balde) para la carga mide 1,58 metros de largo por 1,56 metros de ancho y cuenta con 47 centímetros de altura. En entra un europalet en posición trasversal entre los dos pasos de rueda. La marca alemana ofrece el parachoques de serie con un peldaño integrado para facilitar el acceso a la cajuela de carga. El portón se abre en un ángulo de 90 grados, pero si se precisa que caiga hasta como el portón de un camión ligero (180 grados), se puede pedir el Clase X sin parachoques trasero. La tercera luz de freno integra luces LED que se aprovechan para iluminar la base de la carga desde un interruptor situado en la consola central. Esta función se desconecta al arrancar el vehículo. Por último, de serie, la caja cuenta con un toma corriente para 12 voltios.

Motores

El Clase X estará disponible en el momento del lanzamiento con motor diésel de cuatro cilindros y 2,3 litros, con dos rangos de potencia, 163 y 190 caballos, para las versiones X 220 d y X 250 d, respectivamente. Estas dos, las más solicitadas en Europa, estarán disponibles con tracción trasera y tracción integral acoplable 4Matic (la tracción integral incluye el control de descenso de pendientes). Cuentan con cambio manual de seis velocidades. El motor más potente puede incorporar un cambio automático de siete marchas.

Habrá también disponible también con un motor de gasolina de 165 caballos, que en un primer momento no está previsto que llegue a España. Mercedes habla de países como Marruecos o Dubai como destino para esta motorización.

A mediados de 2018, la Clase X incorporará un motor diésel de seis cilindros, con 258 caballos y 550 Nm de par. Está asociado siempre al cambio automático y a la tracción integral permanente 4Matic. Incluye levas (paletas de cambios) en el volante y la posibilidad de elegir entre cinco modos de conducción: confort, eco, sport, manual y off-road. Esta combinación mecánica será la única que se podrá adquirir con tracción integral permanente, con opción de bloqueo de diferencial trasero.

En cuanto al tren de rodaje, que Mercedes denomina Confort y que será de serie para todos los mercados europeos, incluye un eje delantero de trapecio articulado y un eje posterior multibrazo con elementos rígidos. Hemos podido comprobar que el Clase X resulta muy cómodo y dinámico tanto fuera como dentro del asfalto en los alrededores de Cape Town (Ciudad del Cabo), Sudáfrica. Mejor aún con la tracción 4Matic.

Las llantas son de 17, 18 o 19 pulgadas. El Clase X es el único pick up, según Mercedes, que incorpora discos ventilados en los frenos de 32 centímetros en el eje trasero y de 30 en el delantero.

El Clase X tiene una altura libre al suelo de 20 centímetros (dos más para los que elijan un tren de rodaje más campero). Cuenta con ángulos de ataque mínimo de 28,8º y de salida de 23,8º; la inclinación lateral es de 49,8º y el ángulo de rampa es de 20,4º.

Tres equipamientos y conectividad

Mercedes ofrece la Clase X con tres niveles de equipamiento, Pure, Progressive y Power. El primero se enfoca hacia el uso clásico de la pick up, más enfocado al trabajo. El segundo eleva el grado de equipamiento y tiene los parachoques del color de la carrocería, mientras que el tercero se hace más urbano, poniendo el foco en aquellos clientes aventureros, a los que les gustan los vehículos grandes y llamativos, y para aquellos amantes del lujo más refinado y de los acabados en piel en el interior del vehículo.

3.

La marca ofrecerá a sus clientes un sinfín de opciones para personalizar el vehículo y para el cerramiento de la caja trasera.

Al mismo tiempo, incorpora ayudas a la conducción como el sistema de frenado activo, la alerta por cambio involuntario de carril, el control de velocidad o el reconocimiento de las señales de tránsito.

En el interior, que recuerda en la posición del conductor al del Clase V, se podrá contar con el sistema de infoentretenimiento de la furgoneta y de los turismos de Mercedes. Además, la Clase X será un vehículo conectado a través del móvil del cliente. Así podrá acceder a servicios como la llamada de emergencia, la geolocalización para saber dónde está el vehículo, la programación de revisiones y diagnóstico de averías.

El cliente podrá optar por introducir una tarjeta SIM en el coche para estar conectado. De este modo, podrá tener información del tráfico en tiempo real en los países europeos, con lo que el navegador podrá anticipar un atasco con un error de apenas 100 metros.

Made in Spain

El Mercedes Clase X se fabrica en la planta que tiene Nissan en Barcelona, gracias a la estrategia de fabricación conjunta de la Alianza Renault-Nissan y Daimler. Este modelo se basa en la Nissan Navara y comparte también chasis y elementos mecánicos con el Renault Alaskan. De hecho, ya se ensamblan los primeros modelos del Clase X en la línea de la Navara en Zona Franca, y la producción en serie comenzará al finalizar este verano.

4.

Desde Barcelona saldrán los Clase X destinados a los mercados europeos, para Sudáfrica y para Australia. En 2019, comenzará a producirse en la planta que Renault tiene en Córdoba, Argentina, donde la firma francesa del rombo produce la Alaskan. Desde allí, la pick up de Mercedes se distribuirá a los mercados argentino y brasileño.

En España se comercializará a un precio de 36.200 euros*.

*(Este precio incluiría el precio Franco Fábrica, el 21% de IVA y un Impuesto de Matriculación del 4,75%, valor que es orientativo, pues la marca no ha dado aún la cifra de emisiones de CO2 del Clase X). (F.G., El Mundo)

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.