Campaña para concienciar sobre el peligro del celular al volante

Luis Moya, embajador de Volkswagen

Las distracciones causan el 24% de los accidentes de tráfico en España, y ni qué decir en nuestro país, donde, aunque no hay estadísticas oficiales sobre el tema, son muchísimos los accidentes, pequeños unos, serios y hasta mortales otros, que se producen a diario por el uso de los celulares mientras se conduce.

Y sin embargo, los accidentes son solo una de las consecuencias negativas de su uso al volante, pues la distracción que el celular causa en los conductores ocasiona además, que el tráfico se vuelva más lento, si no, haga este ejercicio en nuestras calles… al conducir, si observa que el auto de adelante va más lento de lo que el tráfico habitual dictamina, si es errático en sus frenadas y aceleradas e incluso en la dirección que lleva por su carril, si le es posible vea qué hace el conductor, y seguramente estará en el mejor de los casos viendo la pantalla de su celular, si no es  escribiendo (“chateando”) o hablando sin el uso del auricular o asistente sonoro, Bluetooth, etc.

Y en cualquier país “civilizado”, estos hechos tendrían su consecuencia legal lógica, la consabida multa, y ante la reincidencia una más alta y la pérdida de puntos en la licencia del infractor, e incluso retención del vehículo y privación de la libertad, si ha ocasionado daños o lesiones a terceros. En algunos países los reincidentes tienen que acudir obligatoriamente a cursos de reeducación, no solo sobre las normas de tránsito vigentes (pues su ignorancia no exime de culpa, no lo olvide) sino de los más básicos principios de convivencia social, entre los que prima el derecho de los demás a no ser afectado por nuestras malas costumbres, inobservancia o ruptura de las normas y acciones fuera de la saludable y tan poco común “lógica” o sentido común.

El español Luis Moya, dice al respecto: “El uso del móvil al volante multiplica por 23 el riesgo de accidente, porque combina tres tipos de distracciones: visual, manual y cognitiva”.Bajo el paragüas de Volkswagen Driving Experience, la marca alemana ha lanzado una nueva campaña de seguridad vial de la mano de Luis Moya. En este caso, el objetivo es alertar a los conductores sobre el uso del móvil al volante. De esta forma, Volkswagen confirma su apuesta por la formación y la concienciación como mejores herramientas para reducir las cifras de siniestralidad en las carreteras españolas. Ejemplo que deberíamos seguir en Ecuador.

El puente de la Constitución es uno de los momentos del año en los que se concentra el mayor número de desplazamientos por carretera en España. Este año, la DGT estima que se producirán 6 millones de desplazamientos entre el miércoles 5 y el domingo 9 de diciembre. 

Por ello, durante la operación especial de tráfico, además de recomendar a los conductores que adapten la conducción a las condiciones climatológicas propias de esta época del año, es importante hacer hincapié en el peligro que suponen las distracciones al volante”.

Y estas frases expuestas para el medio español, también nos vienen muy bien a los ecuatorianos , “como anillo al dedo”, no solo para estas épocas, como las fiestas de Quito, o festividades de cualquiera de nuestras otras ciudades, sino también para nuestros “feriados”, época de Navidad y Año Nuevo, entre otras; ni qué decir de cuando conducimos en cualquier día ordinario del año.

Diversos estudios concluyen que las distracciones están detrás, como causantes del 24% de los accidentes de tráfico que se producen en España y que ocasionan el 35% de las víctimas. De dichas distracciones, lo reiteramos, el uso del teléfono celular es la más peligrosa, ya que multiplica por 23 las posibilidades de sufrir un accidente, pues combina tres tipos de distracciones: visual, cognitiva y manual, que, por demás está decirlo “desenchufan al conductor” de su función primordial al volante de un vehículo, sea cual sea su tipo, y que es el “manejar” SIEMPRE responsablemente observando todas las normas vigentes y señales de tránsito; y esto suele ocurrir a toda hora a vista y paciencia de los otros conductores y, lo que es peor, ante las de muchos de los agentes de tránsito que solemos ver en nuestras calles.

Ante la gravedad de las cifras en España, la escuela de conducción de Volkswagen de la mano del embajador de la marca, Luis Moya, lleva tiempo colaborando en la concienciación de los conductores a través de la formación; ejemplo dirno de emular.

 

VIDEO: https://www.youtube.com/watch?v=QEmx1BghjEQ

 

Por ello, en el programa de conducción de la marca, por el que han pasado más de 20.000 conductores durante los últimos 15 años, VW pone el foco en la seguridad a través, tanto de ejercicios prácticos como de formación teórica, en la que se advierte a los participantes sobre el peligro que supone el uso del móvil al volante.

Especial hincapié se hace en la Escuela R Junior, dirigida a los jóvenes conductores noveles con menos de dos años de licencia de conducción.

En este caso, la escuela incluye un capítulo dedicado a la concienciación, en el que se alerta a los jóvenes del peligro que suponen determinadas conductas al volante. Para que puedan experimentarlo, se realizan simulaciones en pista para que puedan comprobar por sí mismos el riesgo y la pérdida de atención que supone utilizar el teléfono al volante o conducir bajo los efectos del alcohol, que, por cierto, es otra de las principales causas de accidentes de tránsito en nuestro medio, especialmente en épocas festivas.

M.G. / AUTO Magazine

Desde 2004. Revista de la Industria Automotriz, deportes, servicios y afines.