Bicicletas eléctricas en Ecuador, alternativa de movilidad sustentable

Juan Carlos González, Agregado Comercial de la Embajada de México en Ecuador; Cristian Espinosa, Director de Relaciones Internacionales del Municipio de Quito; Eduardo Cimmerman, Director de ElektroBike México, y, Andrés Mesías, Director deSmart Movility-ElektroBike Ecuador, durante la rueda de prensa de lanzamiento

En un entorno cada vez más globalizado y urbano, los habitantes de las ciudades del mundo, en su vida diaria, suelen  encontrar  cada vez más inconvenientes   para  trasladarse  de  un  sitio  a  otro, por sus diferentes actividades. La  tendencia  actual  por  cuidar  el ambiente  y  llevar  un sano  estilo  de  vida, hace  que el ser humano busque nuevas alternativas de movilidad, entre las más saludables, limpias y viables para las grandes mayorías está la de usar la bicicleta como medio de transporte diario.

Actualmente,  los sistemas  de  transporte  del país, como en muchas otras ciudades del mundo, atraviesan  por una  etapa  de congestión y hasta de saturación.  En Quito, según el último  Diagnóstico de  Movilidad efectuado por la Secretaría de Movilidad del Municipio capitalino,  cada año  ingresan entre  15 mil y 35 mil nuevos  vehículos al parque automotor, entiéndase a las calles de la urbe. El medio de desplazamiento más utilizado por los habitantes en la capital es el transporte público, que en términos generales representa el 61,5% y con relación a los modos motorizados, el 73%.

1

El mexicano Eduardo Cimmerman, Director de ElektroBike México, explicando a los presentes las características de sus productos, que empezaron ya a venderse en Quito. En sus manos, la bicicleta DASH (1.200 USD), una clásica City Bike eléctrica. Atrás vemos el modelo CROSS, cuyo costo es de 1.800 dólares en el mercado nacional

Tras la búsqueda de soluciones novedosas para los  inconvenientes   de movilidad,  un  grupo de emprendedores  ecuatorianos  decidió iniciar en el país  la comercialización  de bicicletas eléctricas;  se trata de Electrobike,  una franquicia  mexicana  que, desde hace cuatro años, empezó a abrirse campo en Latino América, no solo en movilidad urbana, sino también en seguridad, reparto a domicilio, mensajería, turismo y Bicicleta Pública; hoy cuenta con más de 20 agencias en México, 5 en Estados Unidos y la inaugurada en Ecuador.

2

La bicicleta de gama más alta de la marca mexicana, la Slim, se traerá solo bajo pedido y se entregarán desde febrero de 2017. Su precio es de 2.300 dólares

Utilizar una bicicleta eléctrica facilita la movilización de los ciudadanos, permite el ejercicio  físico  en cualquier momento del día, con la consiguiente mejoría en la salud de quienes se convierten en ciclistas frecuentes y, además, aporta al cuidado del medio ambiente, por ser un recurso no contaminante. Por otro lado, aporta e impulsa a lograr los Objetivos de Desarrollo  Sostenible  (ODS´s) propuestos por los países miembros de la Organización de las Naciones Unidas, dado que proporciona un estilo de vida saludable, mejora la eficiencia energética de los sistemas de transporte y genera una tendencia, actualmente en crecimiento, a convertir a las ciudades en resilientes, más pensadas para la gente, planificadas para una convivencia más digna y sociable entre sus habitantes; incluyentes, sostenibles e inteligentes.

5

A la derecha, el modelo Magnos, moderna bicicleta plegable con batería de 350w se vende a un precio de 1.500 dólares

Quito, Primer Patrimonio Cultural de la Humanidad, podría convertirse en ejemplo y referente en muchos aspectos; y, al haber sido la ciudad anfitriona de Habitat III, la Conferencia  de la ONU sobre vivienda y desarrollo urbano sostenible, que tras el establecimiento de la Nueva Agenda Urbana, jugó un papel trascendental en cuanto a las iniciativas para hacer ciudades más amigables  con el ambiente;  donde se visibilizaron  y fortalecieron  varios puntos  de este acuerdo, entre los que se incluye  a la movilidad sustentable como punto importante de partida para lograr muchos otros objetivos vitales para el futuro de la humanidad.

En este contexto, la bicicleta eléctrica se proyecta como un método de transporte urbano asequible, innovador y eficiente. Se trata de una bicicleta que, de necesitarse,se impulsa a través de un acelerador mediante un mando ubicado en el volante, sin que el sistema  clásico  de  pedaleo   quede  de  lado. La  velocidad  que imprime el  motor  eléctrico se  puede  incrementar  si  se combina con el ejercicio físico del pedaleo. Su batería es fácil de cargar en un tomacorriente ordinario de 110 voltios. Los modelos más modernos que se comercializarán en Ecuador, montan baterías de Litio desmontables, de menor volumen y mayor capacidad; los modelos más antiguos y económicos usan baterías de plomo, fijas, más voluminosas y de anterior generación.

6

Las bicicletas mexicanas en la “Plaza Grande”

Los usuarios de este tipo de bicicletas en el país no necesitan  licencia de conducir ni permisos de circulación en la vía pública, pero sí deben observar todas las normas de tránsito cuando circulan por la calzada, al igual que motociclistas y conductores de autos.

El valor aproximado de una carga completa de la batería de las ElectroBike es de aproximadamente 0,50 centavos de dólar (y puede durar entre 2 y 4 horas, según el modelo que equipen); carga con la que, según los ejecutivos de la marca, se puede recorrer hasta 45 kilómetros, según las condiciones de circulación y el modelo de bicicleta, mientras que el costo de combustible para igual recorrido es superior. Según pruebas realizadas previamente en la capital, se determinó una autonomía práctica de 32 kilómetros, en recorridos a la largo de la ciudad por la Ecovía.

4

La STEEL, se comercializa en 999 dólares

La bicicleta tradicional, tan popular en otros países -tanto pobres como desarrollados- y ahora también la eléctrica, se proyectan  y reinventan como un medio de transporte masivo individual, novedoso, eficiente y amigable con el medio ambiente, que debe recibir el apoyo de las autoridades, tanto a nivel local como nacional, para crear una amplia infraestructura, muy necesaria, de ciclovías permanentes, tanto exclusivas como compartidas y de uso diario, así como para popularizar y masificar su utilización a través de campañas y normativas en pro del medio ambiente, de la economía popular y de la salud de la ciudadanía –por ejemplo, en algunos países se da incentivos económicos a los empleados que asisten al trabajo en bicicleta; en otros, el usar la bicicleta en todo ámbito posible de la vida diaria es parte de la cultura nacional o regional bien vista, sin la necesidad de incentivos extras-.

3

El modelo DASH, el más citadino de la marca, cuesta en Ecuador 1.200 USD

Destacados:

  • Con el crecimiento acelerado del parque automotor, los transeúntes buscan nuevas alternativas de transporte. La bicicleta eléctrica se proyecta como una opción innovadora y cómoda para quienes desean movilizarse con facilidad, haciendo ejercicio, socializando con los demás y cuidando el ambiente.
  • La marca vende en Quito otros dos modelos: La bicicleta Trip, que cuesta 799 dólares; y, la CLIK (plegable), de 899 dólares -montan baterías de plomo-.
  • El lanzamiento de ElectroBike se llevó a cabo la tarde-noche de este jueves 27 de octubre de 2016, en su local de Quito; con la presencia de invitados especiales; representantes de la marca, el mexicano Eduardo Cimmerman, Director de ElektroBike en ese país; del Agregado Comercial de la Embajada mexicana en Ecuador, del  Director de Relaciones Internacionales del Municipio de la ciudad capital, de representantes de medios de comunicación y de ciclistas; quienes pudieron probar las bondades de estas bicicletas en el bulevar de la Avenida de Las Naciones Unidas.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

A %d blogueros les gusta esto: