Audi y Ekström se despidieron de la casa del Rallycross

Pista “Lydden Hill” del World RX

La quinta ronda del Campeonato Mundial de Rallycross de la FIA en Lydden Hill también fue una despedida. El pasado fin de semana, 27 y 28 de mayo, los pilotos compitieron por última vez en el circuito en el sureste de Inglaterra. Lydden Hill es considerado como la cuna del rallycross, las primeras carreras de esta modalidad de automovilismo se celebraron allí en 1967. El circuito se adapta muy bien al Audi S1 EKS RX quattro y, Mattias Ekström y el equipo EKS tenían como objetivo lograr una victoria.

50 años después de la primera carrera en “la casa del rallycross”, el Mundial de Rallycross se trasladará a Silverstone en 2018. Mattias Ekström y el equipo EKS, tienen muchos recuerdos del circuito de Lydden Hill. Las secciones de la pista conocidas como “Devil’s Elbow” y “Hairy Hill” son consideradas dignas de culto en la comunidad del rallycross. “Este será el tercer año en el que estaremos compitiendo en Lydden Hill y las carreras ahí siempre han sido muy divertidas, especialmente mis duelos con Petter Solberg han sido legendarios”, dijo Ekström antes de la competencia.

En 2016, cuando Ekström aseguró anticipadamente la victoria, los aficionados presenciaron una carrera inolvidable. En la final, el sueco relegó al noruego Solberg al segundo lugar después de una feroz batalla, y su ventaja en la llegada fue de tan solo 1,142 segundos. “No tuvimos un fin de semana fácil”, recuerda Ekström. “En la primera clasificación tuvimos problemas de motor y en la cuarta tuve un pinchazo. Pero mantuvimos la calma y tuvimos la fortuna necesaria para lograr la victoria“.

Con muchas secciones rápidas en asfalto, la pista se adapta bien a los corredores de circuito. La sección de grava, ‘Pilgrims’, se ha prestado en repetidas ocasiones para atrevidas maniobras de adelantamiento. La configuración de la pista ofrece muchas oportunidades de adelantamiento. “Realmente me gusta el circuito”, dijo el compañero de equipo de Ekström, Toomas Heikkinen. “Devil’s Elbow es una de las mejores curvas en todo el calendario del mundial de rallycross”. Reinis Nitišs quien compitió en el tercer Audi S1 EKS RX quattro fue igual de entusiasta: “Una pista fantástica! En 2015, llegué a la final y terminé en quinto lugar. Esta vez quiero estar en la pelea por las primeras posiciones“, dijo antes de la carrera.

Destacados:

  • Mattias Ekström defendió su liderazgo en el Campeonato Mundial de Rallycross.
  • Esta fue la última vez que la histórica pista estuvo en el calendario del WRX.
  • Ekström: “Mis duelos con Petter Solberg son legendarios“.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

Deja un comentario