Audi intensifica investigación sobre combustibles sintéticos

Planta Audi e-diesel en Laufenburg

Audi continúa trabajando sistemáticamente en su estrategia de e-combustibles. Junto con los socios Ineratec GmbH y Energiedienst Holding AG, la compañía tiene planes para una nueva instalación experimental para la producción de e-diesel en Laufenburg, en el cantón suizo de Aargau. Por primera vez, la energía necesaria será suministrada por la fuente renovable de energía hidroeléctrica. La instalación planeada tendrá una capacidad de alrededor de 400.000 litros por año.

Desde hace ya algunos años, Audi lleva a cabo investigaciones sobre combustibles favorables al clima y basados en CO2, como e-gas, e-gasolina o el combustible sintéticamente producido e-diesel. La compañía ahora está dando el siguiente paso en la producción de e-diesel. “En el proyecto en Laufenburg, gracias a una nueva tecnología, podemos manejar la producción de e-diesel de manera eficiente en unidades compactas, lo que la hace más económica. La instalación experimental ofrece posibilidades de acoplamiento sectorial, es decir, combina los sectores energéticos de potencia, calor y movilidad y permite almacenar energía renovable“, explicó Reiner Mangold, Director de Desarrollo de Productos Sustentables de AUDI AG.

El Audi e-diesel tiene el potencial de hacer que los motores de combustión convencionales operen casi con neutralidad de CO2. Para producirlo, la planta ‘Power-to-Liquid’ transforma el excedente de energía hidroeléctrica en combustible sintético. Para esto se aplica un principio químico: la energía verde generada en la central hidroeléctrica produce hidrógeno y oxígeno del agua por medio de electrólisis. En el siguiente paso, el hidrógeno reacciona con CO2, utilizando una tecnología de micro procesos innovadora y muy compacta. El CO2 puede obtenerse de la atmósfera o de gases residuales biológicos y, como ocurre con todos los e-combustibles de Audi, es la única fuente de carbono. Se forman compuestos de hidrocarburos de cadena larga y en el paso final del proceso, estos se separan en los productos finales Audi e-diesel y también ceras, que se utilizan en otras áreas de la industria.

Está previsto producir las primeras cantidades de e-diesel en Laufenburg tan pronto como el próximo año. Audi y las empresas asociadas al proyecto, Ineratec y Energiedienst AG, presentarán la aplicación para construcción de la instalación dentro de unas semanas. El trabajo de construcción comenzará a principios de 2018.

Esta es la segunda asociación de Audi con una instalación experimental que opera de acuerdo con el principio de ‘Power-to-Liquid’. Audi ya ha estado trabajando junto con la corporación de tecnología energética sunfire en Dresde desde 2014. Allí, sunfire está explorando la fabricación de e-diesel utilizando el principio anterior, pero involucrando diferentes tecnologías. Los otros proyectos de e-combustibles de Audi incluyen su propia instalación P2G (Power-to-Gas) en Werlte, al norte de Alemania, que fabrica e-gas de Audi, es decir, metano sintético, para los modelos g-tron A3, A4 y A5. El fabricante de automóviles de Ingolstadt también está investigando, junto con socios especializados, la fabricación de e-gasolina.

Destacados:

  • Audi e-diesel proviene de energía renovable, agua y CO2.
  • Participación planificada en instalación experimental en Suiza.

A.M.

Revista de la Industria Automotriz, deportes y actividades afines.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: